Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Flexitarianismo, una forma saludable de comer carne

El consumo de carne no sólo es habitual, sino que es parte importante de la dieta alimentaria en la gran mayoría de los países. A pesar de que el consumo de proteína es importante, la nutricionista del centro KDR, Nicole Tixi, afirma que comer carne en exceso, en especial las carnes rojas, procesadas y altas en grasas, se asocia a mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, como diabetes tipo 2 e hipertensión arterial. Además, en el caso de las dietas basadas en carnes y ensaladas, se produce combustión de energía a partir de las proteínas, en vez de carbohidratos, lo que, en consecuencia, aumenta el trabajo de los riñones para depurar los desechos que genera el organismo al transformar proteínas en energía.

Del otro extremo, está el vegetarianismo. Es decir, aquellas personas que no ingieren ningún tipo de carne de origen animal. Su dieta se basa, principalmente, en el consumo de vegetales, cereales y legumbres.  Esta forma de alimentarse también tiene problemas asociados debido al bajo aporte de proteínas, por lo que deben suplirla con otros tipo de alimentos. Además, sufren de un alto riesgo de déficit de las vitaminas del grupo B, de calcio y de hierro.

Carnes, a veces

Pero como todo extremo es malo, existe el flexitarianismo (o vegetarianismo flexible), que reúne a todas aquellas personas que llevan una dieta rica en vegetales, cereales y legumbres pero que, de manera muy esporádica, deciden comer algún trozo de carne. Esta forma de alimentación, que ya tiene libros dedicados exclusivamente a ella, se ha popularizado en todo el mundo. Incluso, hay organizaciones que la avalan, como la International Journal of Obesity and Metabolic Disorders, que recomienda una dieta vegetariana, pero con un consumo muy controlado de carne.

Además, el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer estima que seguir un régimen flexitariano podría reducir el riesgo del cáncer hasta un 40%.

Consejos de la nutricionista

Pese a que esta tendencia tiene puntos positivos, la nutricionista advierte: “Al consumir alimentos de vez en cuando, lo más probable es que se nos presenten problemas estomacales, no porque la carne sea mala sino porque hemos perdido enzimas digestivas, específicas para ese tipo de alimento; por eso, nos cuesta procesarlas”.

La especialista explica que la recomendación general de proteínas que se usa en nutrición es entre 0.8 gr a 2 gr por kilo para cada persona adulta. Esto, en gramos de proteína -y no de alimento proteico- ya que, por ejemplo: un trozo de 100 gr de carne nos aporta 30 gr de proteína.

Si bien el flexitarianismo es una muy buena opción para comer más saludable, es importante siempre ingerir la cantidad adecuada de nutrientes que necesitamos, por lo que recomendamos desde Activo, como siempre, consultar a un especialista antes de tomar cualquier decisión.

Ver más

¡Corredor de 99 años vence a otro de 92 por 5 centésimas!

¿Correr o volar? Una carrera con vientos de casi 65 km/h

¿Correr provoca várices?

¡Compartir por correo electrónico!