Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Leyenda del running: A los 86 años, murió Ed Whitlock

El mundo del running perdió a una de sus leyendas más representativas en los últimos años. Horas atrás murió, a los 86 años, Ed Whitlock, el británico residente en Canadá que reescribió todos los récords de largas distancias entre los atletas mayores de 70 años. Según un comunicado que divulgó la familia, fue un cáncer de próstata lo que provocó la muerte de Whitlock.

En 2003, a los 72 años, el gran Ed se convirtió en la primera persona del mundo con más de 70 años en terminar una maratón en menos de tres horas, completando los 42.195 metros en 2h59m10s, en la Toronto Waterfront Marathon. 

Un año después, a los 73, bajó esa marca hasta 2h54m49s, alcanzando una vez más el soñado maratón sub-3h, cosa de pocos. A partir de ahí, Whitlock dominó los récords de las categorías mayores, escribiendo su nombre en la historia de la maratón en las franjas de +75 años, +80 y +85.

 

Ver más

¡Corredor de 99 años vence a otro de 92 por 5 centésimas!

¿A qué edad mis hijos pueden practicar running?

¿Correr o volar? Una carrera con vientos de casi 65 km/h

 

Sú última gran conquista fue en octubre de 2016, cuando corrió la Maratón de Toronto en 3h56m33s, llegando a ser el primer hombre en la categoría de más de 85 años que consiguió una maratón sub-4h. En aquella oportunidad, Ed superó el récord anterior en 28 increíbles minutos. 

A fines del año pasado, nuestra revista O2 entró en contacto con Whitlock y le hizo una entrevista exclusiva. Tranquilo y con la voz serena, el atleta legendario reveló algunos detalles curiosos, como su rechazo a las tecnologías que utilizan los corredores modernos, las demandas del atletismo profesional, los relojes con GPS y las zapatillas sofisticadas. “No me interesa mucho todo eso. Pienso en muchas cosas mientras entreno, pero nunca en parar de correr”, contó el británico. 

Si querés leer la entrevista completa, hacé click aquí y conocé más sobre esta leyenda del running. 

 

 

¡Compartir por correo electrónico!