Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Rock n’ Roll Marathon Las Vegas: correr, rockear y casarse en medio de una carrera

Llevo casi dos décadas como corredor, y mi trabajo como periodista me llevó a correr carreras en muchos lugares del planeta. Pero nunca imeginé algo tan delirante como esta, la Rock and Roll Marathon Las Vegas, una competencia en donde todo puede pasar. Si, hasta casarte en medio del recorrido.

 

La Rock And Roll Marathon Series es una franquicia de carreras pedestres con origen en San Diego, Estados Unidos, y que ya cuenta con varias decenas de sedes en el país gringo, México y Europa, expandiéndose cada vez con mayor velocidad por el planeta. El motivo es claro: son eventos que proponen mucho más que correr. Se trata de una experiencia que mezcla de forma exitosa las dosis justas de espectáculos musicales y running, todo en un mismo lugar. En Las Vegas, la Ciudad del Pecado, se corre una de estas fechas, y esta carrera tiene además algunas particularidades que la hacen única. Para allá fuimos, a experimentarlo en persona.

El tradicional hotel Mirage y su espectáculo del volcán, en medio del recorrido. (Foto: Andrew McClanahan/Rock ‘n’ Roll Marathon Series).
El tradicional hotel Mirage y su espectáculo del volcán, en medio del recorrido. (Foto: Andrew McClanahan/Rock ‘n’ Roll Marathon Series).

El evento transcurre durante el segundo fin de semana de noviembre, y comienza con una expo bien grande y con mucho para ver y comprar, como nos tienen acostumbrados los gringos. Ahí mismo, el día sábado se corre una carrera de 5k con formato nocturno y que no sólo es para los principiantes. También corre muchos de los que al día siguiente participan en alguna de las tres distancias del domingo: 10k, 21k y 42k. Los que lo hacen, reciben como condecoración una tercera medalla con un diseño especial, llamada “remix”.

 

El domigo es el día del plato fuerte, y la actividad arranca bien temprano. Pasado el medio día un enorme playón ubicado detrás del hotel Tropicana, justo frente al Luxor, se cubre de corredores que a diferencia de otros eventos hacen la entrada en calor saltando en un multitudinario recital de rock. En esta ocasión el artista invitado fue el rapero Snoop Dogg, encargado de no permitir que ninguno de los 30.000 corredores se quede quieto ni siquiera un solo segundo. Con el recital aún en llamas, comenzaron las partidas, divididas en tres grandes tandas de 10.000 corredores cada una y separadas cada media hora para permitir una carrera más cómoda para todos. Show antes de largar, y por supuesto show en la largada, con columnas de fuego emanando del arco de partida, bien al estilo Las Vegas.

La mega estrella Snoop Dogg fue el encargado de la "entrada en calor" (foto: Andrew McClanahan/Rock ‘n’ Roll Marathon Series)
La mega estrella Snoop Dogg fue el encargado de la “entrada en calor” (foto: Andrew McClanahan/Rock ‘n’ Roll Marathon Series)

Los primeros dos kilómetros son en sentido contrario al Strip, la avenida principal de la Ciudad del Pecado, hasta llegar al famoso cartel que da la bienvenida a la ciudad a los visitantes que arriban por la ruta. Luego de un giro en U, y mientras las últimas luces del atardecer se apagaban encaramos hacia el epicentro de la diversión. Una vez allí, a la altura del kilómetro cinco –entre los hoteles New York New York y Monte Carlo- unas 200 parejas hicimos una parada para realizar una ceremonia masiva de casamiento. Te preguntarás si eso fue legal o de fantasía. La respueta: absolutamente legal, con papeles y todo, para los que se casaron por primera vez, ya que muchos –entre los que nos incluimos yo y mi mujer- hicimos la misma ceremonia pero ya casados, con el fin de renovar votos. Los allí casados legalmente debian presentar con anterioridad una serie de papeles y formularios, como en cualquier otro casamiento, y luego de cruzar la línea de llegada pudieron retirar sus libretas y certificados.

Bandas de rock hacen saltar a los runners durante todo el recorrido (Andrew McClanahan/Rock ‘n’ Roll Marathon Series).
Bandas de rock hacen saltar a los runners durante todo el recorrido (Andrew McClanahan/Rock ‘n’ Roll Marathon Series).

Una vez concluida la ceremonia, que en total duró unos 30 minutos, los que elegimos hacela seguimos el recorrido de la competencia. En mi caso opté por correr la Media Maratón, asi que otros 16 kilómetros me esperaban. Creo que todo ese recorrido no paré de reirme ni un solo metro, en la carrera más “freak” en la que jamás haya participado o visto. Recitales cada dos kilómetros, cientos de Elvis y algunas Marilin’s, bandas en vivo y espectáculos cada dos kilómetros, y música en cada uno de los pasos que se den durante todo el trayecto de este Disney World para adultos. Pasando por los clásicos y famosos hoteles como el Bellegio, el Ceasars Palace, MGM, Paris, Mirage, Venetian y Circus Circus, nos dirigimos hacia la zona de las pequeñas capillas para matrimonios expres. Siempre con el sonido de alguna banda de rock en los oidos, nos dirigimos hacia el Fremont Street, el área más antigua de Las Vegas, revalorizada en los últimos años y donde se encuentran los letreros luminosos de neón que hemos visto en decenas de películas. Luego de un paseo por el tiempo volvimos para el Strip, finalizando el recorrido frente al tradicional hotel Mirage en un arco de llegada copado de gente, con luces y música como el mejor nightclub de Las Vegas, solo que montado a cielo abierto y sobre su avenida principal.

El famonso hotel Venetian, a la altura del km 7. (Andrew McClanahan/Rock ‘n’ Roll Marathon Series)
El famonso hotel Venetian, a la altura del km 7. (Andrew McClanahan/Rock ‘n’ Roll Marathon Series)

Como frutilla del postre, al llegar nos enteramos de que el ganador de los 42 kilómetros fue un tal Mike Wardian, quien corrió la distancia maratoniana en 2 horas, 38 minutos y 42 segundos vestido de pies a cabeza como Elvis Presley. De esta manera, entró al Guinness World Record como el nuevo Elvis más rápido del mundo, destronando a Ian Sharman, quien en 2009 había corrido en 2:42:52. Wardian, de 42 años supo participar tres veces en los Trials olímpicos para Maratón en el equipo de los Estados Unidos, y corrió las seis World Marathon Majors en un impresionante tiempo promedio de 2:31:09. “Elvis definitivametne me ayudó”, dijo ante la multitud al cruzar la meta, “esta noche fui mucho menos yo y más él”, completó. “El Rey está aquí”, le gritaban desde el público.

 

Se puede decir mucho de los norteamericanos, cosas buenas y cosas malas. Pero lo que no se puede negar es que en esto de la diversión, el show y el entretenimiento la tienen más que clara. La Rock And Roll Marathon Las Vegas es una fiel prueba de ello.

Video:

 

¡Compartir por correo electrónico!