Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Rockeros que corren: entre los excesos y los 42 kilómetros

Se hicieron famosos por letras creativas, solos impecables y memorables actuaciones sobre los escenarios. Fuera de sus compromisos con la música, grandes estrellas del rock encontraron en el running un refugio y un atajo para estar en buena forma. Algunos de ellos hasta encuentran semejanzas entre ambos universos -es el caso del bajista Flea, de Red Hot Chilli Peppers que, en sus pasadas, siente una “energía divina fluyendo” por su cuerpo. Los rockeros que corren no son pocos. 

Este 13 de julio, Día Mundial del Rock, te contamos historias de rockeros que se dividieron entre dos mundos fascinantes: el del running y el de la música. 

 

JOE STRUMMER, DE THE CLASH, CORRIÓ UNA MARATÓN DESPUÉS DE TOMARSE 10 LITROS DE CERVEZA 

En 1982, cuando The Clash estaba en su pico de fama, Joe Strummer, guitarrista y vocalista de la banda, decidió correr la Maratón de París con su novia, Gaby Salter, quien no consiguió alcanzar la línea de llegada. El desafío ganó aristas impresionantes con la preparación nada sana de un astro de rock. La noche anterior a los 42K, se tomó 10 litros de cerveza. 

Pasó el tiempo y, 17 años después, Strummer dio una entrevista para la revista Steppin ‘Out y bromeó con aquel “regimen de entrenamiento”. “Tomate 10 litros de cerveza el día anterior a la carrera y no des ni un sólo paso durante las cuatro semanas previas a la prueba. Pero asegurate de colocar este aviso en el artículo: ‘No intentes esto en casa’. Eso significa que funciona sólo para mí y para Hunter Thompson, pero puede no funcionar para otros. Sólo te puedo decir lo que hago”, contó. 

 

Ver más

Los famosos que burlaron las adicciones con el running

10 tatuajes de running: los diseños más sorprendentes

Corriendo entre emponchados (esos que miran raro)

 

Además de la Maratón de París, en 1982, Strummer disputó dos veces la Maratón de Londres (1981 y 1983). Dijo que, en 1983, corrió los 42K en 4h31m. 

 

DEXTER HOLLAND, DE THE OFFSPRING, Y EL DESEO DE SUPERAR A OPRAH EN LA MARATÓN 

Al final de la década del 90′, la banda californiana The Offspring hizo que el hit “Pretty Fly (For a white guy)” tuviese más de 22 millones de downloads en apenas 10 semanas. Tan impresionante como ese hecho fue el desayuno de Dexter Holland, líder del grupo, antes de la Maratón de Los Ángeles, en 2006. Holland decidió comer tacos mexicanos antes de correr los 42K. 

Antes de la maratón, Holland declaró a MTV que sólo quería llegar antes que Oprah Winfrey, una de las grandes personalidades del entretenimiento norteamericano. “Lo único que quiero es ganarle a Oprah”, dijo. 

Al final de las cuentas, Oprah terminó la carrera en 4h29m30s; Holland lo hizo en 5h01m07s, para la desazón de los rockers. 

“Estoy contento por haber conseguido terminar la maratón, pero creo que no debería haber comido tacos en el desayuno. No fui mejor que Oprah, pero la desafío para una revancha”, declaró.

 

JOHNNY MARR, DE THE SMITHS: DE LOS 40 CIGARRILLOS A LOS MÁS DE 40 KM

Johnny Marr, el legendario guitarrista The Smiths, siguió a rajatabla el guión clásico de las estrellas de rock. Alternó shows con el consumo de muchísimo alcohol y llegó a fumar 40 cigarrillos por día.  

Al comienzo de los 90′, Marr abandonó el estilo de vida del rock y se inclinó hacia un estilo de vida un poco más saludable. Comenzó a correr en sus ratos libres, entre los shows y los ensayos. Ya hizo la Maratón de Nueva York en 3h54m18s y dice que ya ni recuerda cómo era aquella vieja vida entre tragos y tabaco. 

“Soy muy saludable. Las personas piensan que tengo un estilo de vida de rock’n’roll, pero me olvidé de todas las cosas que hice y no consigo acordarme de nada de eso”, le dijo Marr al diario británico The Guardian

 

*Este artículo fue originalmente publicado en nuestro sitio ativo.com, especial para el Día Mundial del Rock

¡Compartir por correo electrónico!