Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

El motivo de las lesiones

El running, como cualquier otro deporte y muy a pesar nuestro, incluye la posibilidad de lesiones. Ahora, ¿por qué hay personas que se lesionan con frecuencia y otras que jamás lo hacen? Lo mismo se preguntó un grupo de investigadores de Harvard, que toman la hipótesis de que el cuerpo humano evolucionó para correr largas distancias y, a raíz de eso, buscaban comprender porqué esa evolución no nos exhimió de lastimarnos.

Para intentar aproximarse a una explicación, tomaron a 249 corredoras y las siguieron con cuestionarios periódicos durante dos años. Todas las participantes corren al menos treinta y dos kilómetros semanales, y todas suelen impactar el suelo primero con el talón (como es lo que la mayoría de corredores hace, los investigadores prefirieron observar a un grupo con esta técnica).

Una vez pasado el período de dos años, separaron a quienes tuvieron que visitar al médico por alguna lesión y a quienes jamás se lesionaron.

La gran diferencia que encontraron, el punto que entienden como fundamental para la llegada o no de una lesión es la fuerza con la que se impacta en el suelo en cada pisada: Las que pisaban de manera suave no se lesionaron nunca. En cambio, las que sí se lesionaron fueron aquellas que “golpeaban” el suelo con los pies. Es importante aquí aclarar que las que pisaban fuerte no fueron necesariamente las más pesadas, por lo que ese factor queda descartado.

Si bien los resultados no son concluyentes e invitan a futuros análisis, es importante empezar a tener en cuenta la suavidad al pisar para que el impacto no sea tan nocivo para nuestros cuerpos.

Fuente: Harvard Gazette

¡Compartir por correo electrónico!