Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Recomendaciones para atletas vegetarianos

Si sos de los millones de atletas que no comen carne, en esta nota te mostramos algunos tips básicos para que puedas entrenar correctamente y no te falten energías.

Siempre debés consultar a tu médico para que planifique correctamente tus comidas incluyendo un mayor aporte de proteínas que son fundamentales para un atleta, sobretodo para un corredor de fondo.

  • Agrega proteínas en tu dieta: podrás obtenerla de los productos lácteos bajos en grasa y ricos en proteínas vegetales, como la soja. Aumentá el consumo de leche, tofu, yogur, queso, legumbres, frutas secas y verduras de hoja verde.
  • Tomá Vitamina C: acompañá los alimentos ricos en hierro con comidas o bebidas ricas en Vitamina C para mejorar la absorción. Los cítricos deben ser una de las frutas más consumidas por los vegetarianos.
  • Evitá las infusiones después de comer: tomar café o té hasta 2 horas después de la comidas, para evitar que se inhiba la absorción del hierro.
  • Disminuí el consumo de fibras:  un consumo excesivo de fibras y preferir los alimentos fortificados, como leche y yogures.
  • Aumentá el consumo de Quinoa: puede ser una variante al arroz. Es un alimento que podés agregar en sopas, guisos, tartas y ensaladas. Este grano supera el contenido de proteínas del arroz integral.
  • Evitá los alimentos procesados: tienen menos nutrientes, vitaminas y minerales que los alimentos naturales. Por ejemplo, conviene que compres las lentejas naturales y las cocines en tu casa en vez de consumir las enlatadas.
  • Consumí frutos secos como colación: son una gran fuente de grasas saludables, poteínas y vitaminas. Te ayudarán a tener más energía en tus entrenamientos y llegar con menos hambre a las comidas.

Consultá a tu médico:

  • Aunque los suplementos no deben ser usados para reemplazar la alimentación, a veces te pueden ayudar a prevenir algunas deficiencias. Si sos vegetariano y empezás un entrenamiento deportivo sí o sí deberás consultar a tu médico y nutricionista para que te explique cómo debe ser tu alimentación y posible suplementación.

 

 

¡Compartir por correo electrónico!