Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Un atleta Ironman debe saber adaptarse

Las pruebas de distancia Ironman suponen 3.8 km de natación, 180 km de ciclismo y 42 de maratón. Pero cuando el clima juega una mala pasada, los responsables de la prueba deben aplicar el reglamento y el sentido común, para reformular esas distancias. Tal fue el caso del Ironman Maryland, que se corrió este fin de semana en Estados Unidos, donde la etapa de natación fue quitada por los fuertes vientos y la tormenta reinante en la zona. De esta forma la competencia comenzó directamente con la etapa de ciclismo, de la misma forma que ocurrió hace casi un año con el Ironman 70.3 de Punta del Este, en Uruguay.

El video muestra un resumen de la carrera, en donde se puede apreciar claramente hasta donde llegó la tormenta. Después de todo, quien quiere ser triatleta Ironman, también debe saber adaptarse a cualquier imprevisto.

 

¡Compartir por correo electrónico!