Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Cómo recuperarse de una lesión

Cómo recuperarse de una lesión

Quién en todos sus años de atleta amateur o profesional no ha sufrido una lesión. Ya sea pequeña en donde una simple disminución del entrenamiento o un par de días sin entrenar la resuelve, pudiendo rápidamente retomar los entrenamiento e incluso competir como si nada ha sucedido.

Por otro lado, una lesión puede obligarnos a detener nuestros entrenamientos diarios que incluso nos puede afectar en nuestras otras actividades diarias en el caso de los atletas amateurs.

Si se trata de una simple lesión, nuestro entrenador puede resolverla o ayudar a que no pase a mayores en caso de ser tratada de inmediato, dependiendo de qué tipo de lesión sea. Tratamientos como masajes, calor, aguas termales, hielo, elongación son algunos procedimientos que incluso sirven como prevención a lo que más adelante puede hacernos parar los entrenamientos.

Ahora si se trata de una lesión de gravedad, donde estamos obligados a detener la actividad tendremos que tener en cuenta algunos aspectos como ser el lado psicológico y emocional del atleta.

Todo lo que se refiera a la parte estructural de la lesión estará y debe ser tratado por un especialista. Kinesiólogo, Quiropráctico, Traumatólogo, ayudados por el nutricionista y el entrenador. Volviendo al lado emocional, muchas veces el no poder entrenar nos genera mucha ansiedad. Sentirnos imposibilitados además de causarnos tristeza nos lleva a desanimarnos influenciando fuertemente en el proceso de recuperación.

Tratamientos como masajes, calor, aguas termales, hielo, elongación son algunos procedimientos que incluso sirven como prevención a lo que más adelante puede hacernos parar los entrenamientos.

Creo que no hay dudas que una persona feliz genera más anticuerpos que nos ayudarán en una pronta recuperación. Por tal motivo y teniendo en cuenta el triatlón como mi deporte siempre busco e indico a mis atletas realizar aquella actividad que si podamos hacer sin perjudicar más el grado de lesión. Al poder intercalar las disciplinas entre natación, ciclismo y corrida será más fácil mantenerse en actividad. Ya sea una tendinitis en el tendón de Aquiles nos permitirá nadar sin perjudicar, o una tendinitis en el Bicipital nos permitirá pedalear y correr. De esta forma mantendremos no solo nuestra condición física como también mantendremos nuestro organismo activo ayudando en una recuperación más rápida.

Es importante que el atleta sienta que no está retrocediendo o estancado en los entrenamientos. Buscar la forma de mostrarle el progreso en las otras disciplinas es una manera de mantenerlo con ganas. Provocando un mayor entusiasmo hacia su recuperación y motivándolo a realizar el tratamiento correspondiente sin caer en el desgano de tener que ir al médico todos los días en vez de ir a realizar sus entrenamientos. Aceptamos el dolor de las sesiones duras pasadas por nuestros entrenadores, pero no soportamos el dolor causado por el impedimento de no poder entrenar.

Podemos considerar también el período de recuperación como período de vacaciones deportivas, no es lo mismo, pero ayudará a pasar el trago amargo del momento.

Una vez recuperado y pronto para volver al trabajo diario del entrenamiento no debemos dejar llevarnos nuevamente por nuestro emocional. Queriendo recuperar el tiempo perdido. Eso puede provocar nuevamente la reincidencia en la lesión o provocar otra nueva. No hay que olvidarse que en el tiempo parado por más que hayamos mantenido una actividad, nuestro cuerpo ha perdido condición física. Retomar gradualmente nos permitirá sentir como estamos en general y específicamente de aquello que teníamos lesionado. Sesiones cortas y suaves nos irán dando seguridad sin caer en la reincidencia de la lesión y el agotamiento.

Y una vez confiantes de que estamos 100% recuperados sí podremos aumentar el volumen y la intensidad de los trabajos. Siempre es preferible esperar unos días más de recuperación, algunas sesiones más de tratamiento, dando pasos seguros y firmes. Las temporadas son largas y hay muchas competencias como para acelerar un proceso lógico de recuperación. Hay que tener en cuenta que cada atleta tiene su propio tiempo y no caer en la comparación de la recuperación de otros.

Pensemos que nuestro cuerpo es único.

Los textos, informaciones y opiniones publicados en este espacio son de total responsabilidade del autor. Por ende, no corresponden, necessariamente, al punto de vista de Activo.news

Sobre el autor

Ezequiel Morales

Ezequiel Morales nació en Lobos, provincia de Buenos Aires, pero desde 2003 reside en Brasil. Formado en Educación Física en la Universidad de La Plata, ha conquistado algunos títulos na... VEA MÁS

¡Compartir por correo electrónico!