Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

El médico, ¿amigo o enemigo del corredor?

El médico, ¿amigo o enemigo del corredor?

 

Georges Sheehan, en su libro “Running and Being” , entre otras ideas afirma que los enemigos de los corredores son los perros, los automovilistas y los médicos. Se trata de una ironía pero, entre líneas, expresa un sentimiento que todo corredor experimentó alguna vez.

Mi primera consulta a un traumatólogo como corredor fue a partir de un fuerte dolor en la rodilla que apareció en el primer año de entrenamiento. Luego de una serie de estudios en los que descartó problemas de meniscos y ligamentos, diagnosticó una tendinitis de la fascia lata y el tratamiento fue “dejar de correr entre 60 y 90 días, y hacer diez sesiones de kinesiología”. A muchos nos pasó esto: Ante un dolor, grande, mediano o chico, el médico casi por acto reflejo indica reposo.

Afortunadamente, di con un centro de kinesiología donde me trataron con profesionalismo y a los pocos días estaba corriendo. Desde esa vez, en base a elongación, descanso y una correcta alimentación, nunca tuve que volver a parar por lesión.

Cuando tengo algún problema de salud visito a mi médico clínico que me conoce desde hace unos diez años y cada vez que conversamos de mi hábito por correr (en particular distancias mayores al maratón) me recomienda “terminar con esta locura”. Desde su punto de vista estoy atentando contra mi organismo y por eso me pide encarecidamente que deje de participar en ultramaratones.

Hasta 1984 las mujeres no tuvieron acceso a la maratón en los Juegos Olímpicos porque el mundo deportivo consideraba que no tenían la fortaleza necesaria para enfrentar esta prueba. Buena parte de los argumentos que sostuvieron este prejuicio se basaron en la ciencia médica, aunque con el tiempo fueron claramente derribados (la ciencia evolucionó y ya no sostiene lo mismo).

Creo que los médicos son aliados fundamentales para el desempeño y la salud del corredor. Un aspecto clave en la vida del runner es contar con un buen entrenador y tener acceso a profesionales médicos idóneos al momento de una lesión. Con esto me refiero a que sean especialistas en deporte y con conocimiento específico de la actividad, ya que entenderán mejor los pormenores de cada dolencia y aconsejarán un tratamiento más adecuado. Todo médico puede diagnosticarnos y tratarnos, pero aquellos que conocen la actividad pueden hacerlo mejor, entendiendo y ajustándose a las necesidades de un corredor.

En Argentina contamos con una gran cantidad de médicos con este perfil que son de una enorme ayuda para los corredores y que actúan previniendo lesiones a partir de sus recomendaciones y superándolas cuando están consumadas. Mi recomendación es que sean meticulosos al momento de elegir un médico para que se conviertaen nuestro socio y nos ayude a disfrutar del running durante muchos años. De esta manera, el médico no será un enemigo del corredor, como decía Georges Sheehan, sino uno de sus mejores amigos.

Los textos, informaciones y opiniones publicados en este espacio son de total responsabilidade del autor. Por ende, no corresponden, necessariamente, al punto de vista de Activo.news

Sobre el autor

Rodrigo Nardillo

Maratonista Finisher Buenos Aires 2008, 2010, 2012, Rosario: 2008, 2009, 2010, 2011, 2013, K42 Villa La Angostura: 2009. Santiago de Chile: 2010. New York 2011. Rio de Janeiro 2012.... VEA MÁS

¡Compartir por correo electrónico!