Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

El viejo truco de la liebre

El viejo truco de la liebre

Elegir a esa persona que te va a “tirar”, ese al que te vas a encomendar, como diría mi abuela, no es moco de pavo. Una liebre puede ser lo mejor o lo peor que te puede pasar en carrera.  ¿Para qué sirve? No solo para llevarte, marcarte el ritmo, el tiempo, alentarte (¡lo mínimo posible, por Dios!) y alcanzarte el agua o hacer por vos todas esas cosas que te irán ahorrando segundos, kilómetro a kilómetro, sino que (se supone) gracias a su presencia uno hace un gasto menor de energía mental  y física… Claro, eso en el caso que no quieras asesinarlo antes de cumplir el circuito. Y, créanme: ¡pasa!

Porque, hay que decirlo, durante la carrera, si esa persona a la que te entregás y en quien vas a tener que confiar ciegamente, decide cambiar el plan, la estrategia, te habla de más o te putea porque te achanchaste lo vas a terminar odiando. Suelen haber chispazos y, ni hablar si es tu marido o tu mujer. Por eso hay que pensar muy bien a quién uno elije y para cumplir qué objetivo. Muchas veces nos arrepentimos cuando ya es demasiado tarde y eso te puede perjudicar y mucho. Por eso hay que estar atento a no caer en “EL FALSO TRUCO DE LA LIEBRE”.

Con tu liebre es como en el sexo: LOS PUNTOS SE PONEN DE ENTRADA PARA QUE NADIE LA PASE MAL O TERMINE DEFRAUDADO

 

EL VIEJO TRUCO DE LA LIEBRE:

 

TIPS PARA SABER CÓMO ELEGIRLA 

1. La liebre es el jefe.

 

2. Nunca corras con tu marido o esposa.

 

3. Nunca corras con alguien con quien tengas una filiación ni con tu mejor amigo.

 

4. Nunca corras con alguien con quien tengas la suficiente confianza como para putearte.

 

5. Nunca corras con alguien al que no puedas “invitar gentilmente” a que se calle…o se vaya a lo de su madre que lo parió.

 

6. Tiene que saber interpretar en qué momento estas km a km.

 

7. Tiene que tener paciencia y ganas de ayudarte, entendiendo que es TU carrera y NO LA SUYA.

 

8. Tiene que jurarte que en la largada no va a salir arando,  que no van a tirar el plan de carrera a la marchanta y que lo van a seguir al pie de la letra, salvo que vean que estás para más.

 

9. No tiene que corregirte la biomecánica de marcha en medio de una carrera: “aflojá los hombros”, “relajá las manos”, “subí las rodillas”…. Mientras vos pensás:” ¡¿te jode callarteeeeee?! Lo charlamos en la semana, herrrrmano, te prometo que voy a hacer skipping, pero estoy corriendo una fucking carreraaaaaaa”.

 

Ver más

Historias del maratón: ¿Por qué 42.195 metros?

Calzas para hombres: comodidad al correr y miradas raras

Futurecraft 4D: Las zapatillas del futuro, hechas a medida

 

10. El chico (o la chica) que te gusta mucho no sirve. Porque puede ser motivante pero también un factor de estress extra. “Estoy estresada porque estoy en carrera, estoy estresada porque quiero bajar mi tiempo, estoy estresada porque soy un queso y no quiero que se de cuenta…”¿Ven? Puede ser peor. Que el que te gusta vea que sos un tibio, un lento o una maricona… es el ACABOSE. Mejor fracasar solo y que nadie lo vea. ¡¡¡¿¿¿Para qué levantarte a alguien a 183 pulsos por minuto???!!!!

 

11. El macho alfa no sirve PARA ESTOS MENESTERES. El hombre demuestra hombría acompañando a una mujer… pero guarda: también muestra la hilacha. Les digo, detesto escuchar a las liebres chamulleras ajenas. En serio, que chamulles me molesta, aunque no me chamulles a mí. Es más si me chamullás a mí te fusilo. Mientras corro los sonidos me exasperan. No quiero saber a cuánto viene el de atrás (porque tomo conciencia de lo rápido o lo lento que voy) No quiero que me respires en la nuca. SR: SU RESPIRACION MOLESTA. Porfa, les pido, vayan a charlar después de la línea de llegada, tortolitos.

 

12. Quien te acompañe no tiene que ser de un runner verborrágico. En serio, a mí me saca que me hablen en carrera. No solo que no contesto ni loca, sino que yo voy muy concentrada y me lima el bocho que me hablen sin parar. Ni para alentarme, ni para, corregirme ni un pomo. Hay personas que piensan que si te hacen chistes durante la carrera te relajás: ¡NO! ¡PORRR DIOSSS, evitame el disgusto! Tengo amigos excelentes corredores que se han ofrecido cientos de veces a llevarme y no los dejo porque hablan sin parar. Es increíble pero lo hacen incluso mientras corren por debajo de los 4 minutos el km. No sé, deben ser ventrílocuos.

 

13. Tendría que haber sanción para el que pronuncia oraciones de más de 5 palabras. Una liebre solo debe pronunciar frases como: “¿Estás bien?”; “¿Podés ajustar un poco más?”; “¿Te alcanzo agua?”; y ya después del kilómetro 7 frases como: “venís muy bien”, “lo estás haciendo genial”, “ya falta poco” ó “Pasá a esa vieja o estás muerta”. En fin, cuestiones vinculadas a la situación deportiva. Y no fumarte “conversaciones de team” de del estilo de:-¿Che, lo viste a Chicho?– Sí, se quedó atrás en el Km 6-¿Alguien fue a buscarlo? ¿Qué hacemos?… ¡CHICHO, CARAJO, VOLVÉÉÉ o mato a tu running team completo! Yo no te regalo ni un milímetro cúbico de aire mientras compito ni loca. ¡Vayan a fondear con amigos, no paguen 300 pesos muchachos, en serio! Para mí una carrera es como el cine. No se habla y punto.

 

Para concluir,  lo importante es, una vez en carrera, entregate y confiá plenamente en quien te tire… aunque después le retires la palabra por el resto de la temporada. No hay que dudar en carrera ni perder aire mandándolo a paseo. Una vez que empezaste algo, terminalo. Después “explicale las cositas” o abrazate y amalo.

Mis 3 liebres favoritas:
Mis 3 liebres favoritas.

Esos de arriba son mis 3 liebres favoritas: Juan, Paulo y Gaby (de izquierda a derecha), aunque por supuesto no cumplen con todos los requisitos que les dije arriba, pero me han sabido llevar bien. A veces logrando mis objetivos y a veces no, pero siempre teniendo en claro que ellos hicieron lo mejor posible.  Después de todo, seamos realistas:

¡LAS LIEBRES SON LIEBRES. NOS SON MAGOS!… aunque más de una vez nos saquen un podio de la galera.

Los textos, informaciones y opiniones publicados en este espacio son de total responsabilidade del autor. Por ende, no corresponden, necessariamente, al punto de vista de Activo.news

Sobre el autor

Carla Czudnowsky

Carla Czudnowsky es periodista y conductora. Trabajó en radio y tv. Condujo y participó de los ciclos televisivos Zoo, Kaos en la Ciudad, Argentinos por su Nombre, entre varios otros. Actu... VEA MÁS

¡Compartir por correo electrónico!