Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Sportmarketing: larga vida a los cordones

Sportmarketing: larga vida a los cordones

En 1989 se estrenó la segunda parte de la saga Volver al futuro, donde Marty McFly, interpertado por Michael J. Fox, viaja al futuro. El futuro, en ese momento, fue el 21 de octubre de 2015 y Marty, acompañado por el Doctor Brown y el DeLorean (la máquina del tiempo que no era más que su auto), viaja para salvar a su hijo que estaba en la cárcel.

Los amantes del calzado deportivo identifican en esta película una mítica escena donde Marty se viste con un atuendo acorde a la época proporcionado por el Doc y donde se destacan unas Nike grises que increíblemente se ajustan al pie de manera automática, prescindiendo de los cordones.

En 2011, Nike lanzó una réplica de edición limitada de aquel diseño, y lo nombró Air Mag. Se produjeron unos pocos pares y lo recaudado fue donado a la Fundación Michael Fox de ayuda contra el mal de Parkinson.

El año pasado, con la llegada del futuro anunciado por la película, Nike, a través de su diseñador Thinker Hatfield, informó que estaban trabajando en el desarrollo y que pensaban lanzar el modelo final que no haría más que dar por cierta la predicción del film de Robert Zemeckis. Todavía se esperan más novedades al respecto pero, más allá que esta afirmación se materialice y que efectivamente desarrollen zapatillas con un sistema de ajuste automático, el viejo modelo de cordones sigue totalmente vigente.

Sin embargo, el asunto de los cordones mereció la atención de más de una marca. De hecho, Salomon creó un práctico un sistema de ajuste llamado Quicklace, que evita atar cordones pero que, en esencia, mantiene el sistema tradicional.

El ajuste de velcro es otra opción que se acerca al esquema automático pero solo está presente en muchos modelos de zapatillas casual y es muy poco frecuente en calzado deportivo y de running.

Otro concepto que se acerca a la idea de un ajuste automático es el de Reebok: Su modelo ZPump no prescinde de los cordones pero posee una cámara de aire dentro de la zapatilla que, al inflarse, la ajusta al pie.

Lo más parecido a un ajuste automático quizá hayan sido las Puma Disc Blaze, lanzadas en 1992. En la zona donde habitualmente van los cordones, tienen un disco (bastante prominente) que, al girarlo cierra y abre la zapatilla y permite que el calzado se adapte al pie.

Aún teniendo en cuenta estos valiosos intentos por innovar, tenemos que afirmar que la tecnología avanza a grandes saltos pero algunos elementos del pasado se resisten a desaparecer y los viejos y queridos cordones, son sin dudas, un ejemplo.

“¿Caminos? Donde vamos no necesitamos caminos”, decía el doc Brown en la película. Lo que sí necesitaremos, aparentemente, serán cordones.

Los textos, informaciones y opiniones publicados en este espacio son de total responsabilidade del autor. Por ende, no corresponden, necessariamente, al punto de vista de Activo.news

Sobre el autor

Rodrigo Nardillo

Maratonista Finisher Buenos Aires 2008, 2010, 2012, Rosario: 2008, 2009, 2010, 2011, 2013, K42 Villa La Angostura: 2009. Santiago de Chile: 2010. New York 2011. Rio de Janeiro 2012.... VEA MÁS

¡Compartir por correo electrónico!