Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

4 ejercicios simples para mejorar la flexibilidad

Foto:Shutterstock

Existen aspectos básicos para practicar el running de manera adecuada. También aspectos fundamentales para bajar nuestros tiempos. Algunos pueden estar ligados directamente a la ganancia de masa muscular, el tamaño de la zancada o la capacidad de resistencia de nuestros pulmones. Los puntos antes mencionados son importantes, pero puede que estemos olvidando uno que también resulta vital: mejorar la flexibilidad.

En un primer momento, uno podría estar dubitativo sobre la mejora de algún tiempo a partir de la capacidad elástica de los músculos, pero en la gran maquinaria del cuerpo humano todo tiene un porqué y, si las piezas están bien aceitadas y reguladas, se pueden reducir segundos significativos.

Una adecuada flexibilidad permitirá que tus músculos tengan un mayor rango de movimiento. Lo que, por ejemplo, se traducirá en una zancada más efectiva. Otro punto es que también puede prevenir lesiones, pues tus músculos soportarán más elongación.

 

Ver más

La forma de tu cuerpo define el deporte para el cual estás hecho

Tu peso ideal para correr una maratón

5 motivos por los cuales el yoga te ayudará a ser un mejor corredor

 

Mejorar la flexibilidad: 4 tips básicos

 

Hombros

Los músculos del hombro están en constante movimiento cuando corremos. Son los encargados de darnos impulso a la hora de realizar las zancadas. Mantenerlos estirados es relativamente fácil. Es un ejercicio que quizá realizaste en el trabajo. Primero, ponete de pie y levantá el brazo derecho. Luego, intentá que la mano de ese brazo toque tu espalda. Después, posá tu mano izquierda en tu codo derecho. Presioná y repetí durante alrededor de un minuto. Toda la actividad de este ejercicio se realizará por detrás de la cabeza.

Gemelos

Durante la competencia, quizás sea el músculo que más se carga. Para que esto no se torne un problema, te presentamos el siguiente ejercicio para que tu gemelo gane flexibilidad: ponete de pie, con la espalda recta. Luego, separá un poco los pies. Después, levantá los talones sin despegar la punta de los dedos del piso. Sentirás como tus gemelos trabajan y se van esforzando. Podés aplicar peso en la parte de los hombros, para que el ejercicio resulte un poco más exigente. Repetí durante uno o dos minutos.

Cuádriceps

Una gran flexibilidad en los cuádriceps puede ayudarte a prevenir lesiones y, a la vez, ayudarte a realizar una mejor competencia. Este estiramiento te permitirá generar más desarrollo de tus cuádriceps. El ejercicio comienza con el cuerpo boca abajo, con las piernas rectas. Para estirar el músculo debemos tomar con la mano derecha el pie derecho y flexionarlo por la rodilla. Presioná suavemente y, poco a poco, subí la intensidad. También se puede realizar de pie.

Isquiotibiales

Los músculos isquiotibiales forman una parte importante en la extensión del muslo sobre la cadera y en la flexión de la pierna. Son los más vulnerables a las lesiones. No tenerlos flexibles podría ocasionar que te lastimes y pases una temporada fuera de las pistas. Entonces, una mayor flexibilidad en los isquiotibiales mejoraría tu zancada. Ponete boca arriba, con las extremidades estiradas. Levantá la pierna derecha lo más que puedas y mantenela así durante 30 segundos. Luego, cambiá a la izquierda y repetí la acción. Evitá esforzarte demasiado para impedir lesiones.

 

 

*Este artículo fue publicado originalmente en nuestro sitio Activo Perú

¡Compartir por correo electrónico!