Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Todo sobre el maní: controla el peso y ayuda a prevenir enfermedades

Foto:Conocé todos los beneficios del maní y cómo consumirlo

Debido a su perfil nutricional, el maní es clasificado como una leguminosa, primo de otras como el poroto. La planta que lo da es nativa de América, y ya la cultivaban las civilizaciones maya y azteca.

Aunque es una importante fuente de nutrientes, sólo se abrió al mundo a partir del silgo XIX, cuando empezaron a cultivarlo y exportarlo a gran escala en Estados Unidos.

Los beneficios del maní son muchos. Conocido por su alto valor calórico, tiene diversos beneficios para una vida más saludable. Pudiendo incluso ayudar en la pérdida de peso si es consumido de forma correcta.

Además, presenta otras ventajas diversas, como la prevención de:

  • Cáncer;
  • Envejecimiento precoz;
  • Enfermedades cardiovasculares;
  • Manutención de la salud muscular;

También ayuda como suministro energético y en la mejora del humor.

Nutrientes

Una cantidad de 100 gr de maní tiene aproximadamente:

  • 544 kilocalorías (kcal);
  • 20 gr de carbohidratos;
  • 27 gr de proteínas;
  • 44 gr de grasas (monoinsaturadas en su mayoría);

Además de otros nutrientes como:

  • Zinc;
  • Magnesio;
  • Vitaminas B y E;

No contiene colesterol.

Cómo consumir

Puede ser consumido de diversas maneras. Pero, popularmente, se come tostado (pelado o no, con sal o no). También hay quienes lo consumen en crema, salsas, dulces, salados e incluso como complemento de platos principales.

Incluso con esa diversidad de posibilidades para el consumo, el más adecuado para implementer en el día a día es el maní crudo.

Según nutricionistas, cualquier alimento natural expuesto al calor, al tiempo, a la humedad o a otros cambios ambientales tiende a sufrir alteraciones en sus propiedades y características.

Cuando se tuesta, por ejemplo, sufre una disminución en la concentración de proteínas, de fibras alimenticias y carbohidratos, mientras que su valor calórico puede incrementarse hasta en un 11%.

Por tanto, el mejor tipo para consumo diario es el crudo. Incluso así, su ingesta debe ser moderada, no pudiendo ultrapasar porciones equivalentes a un puñado, 5 veces por semana.

Beneficios del maní

Prevención del cáncer

Al ser fuente de una sustancia como el resveratrol, ácido fólico, ácido fítico y vitamina E, el maní es un aliado importante para la prevención de algunos tipos de cáncer.

Estudios muestran que una eficiente función de prevención del cáncer de colon es el caso de personas que consumen maní regularmente, por lo menos dos veces por semana. Disminuyendo la incidencia en más de 55% en el caso de las mujeres y 25% en el caso de los hombres.

Pérdida de peso

Como es un alimento que contiene los tres macronutrientes (grasas, proteínas y carbohidratos), además de ser una excelente fuente de fibras, proporciona sensación de saciedad, especialmente para personas con dietas restrictivas, aliviando la sensación de privación (que lleva a muchas personas a comer más).

El maní es una excelente opción para ser consumido en pequeñas porciones por día.

Construcción muscular

Conteniendo una razonable cantidad de proteínas, es un alimento vegetal que tiene ricas cadenas de aminoácidos en su formación, ayudando a la construcción muscular.

Además de ello, es una rica fuente de energías, siendo ideal para la realización de actividades deportivas, como correr.

Protección del sistema nervioso

Fuente de vitamina B3, una porción de maní al día puede suplir cerca del 15% de la ingesta diaria para la protección contra enfermedades como el alzheimer o relacionadas con la senilidad, presentadas más comunmente en edades avanzadas.

De esta forma, puede ser una importante fuente de vitaminas para el ciudado del cerebro y del sistema nervioso.

Función antioxidante

Los alimentos con función antioxidante son importantes para la prevención del envejecimiento precoz, enfermedades cardiacas y hasta el cáncer.

Sabiendo eso, los maníes, ricos en vitamina E, cuentan con funciones antioxidantes que, por combatir los radicales libres, son ideales para la prevención de la degeneración.

Una curiosidad es que, en este caso, si se tuesta de la forma correcta puede aumentar la concentración de polifenoles en hasta un 22%.

Aprende a hacer recetas con maní

cacahuate

Crema de maní

Ingredientes

  • Una taza de maní tostado, sin piel y sin sal;
  • 1 cucharada de azúcar cristal (puede ser miel);
  • 1 cucharada de aceite de coco;

Preparación

A fuego bajo, deja que los maníes suelten su aceite aproximadamente 5 minutos, sólo para calentarlos sin tostarlos. Ponlos en el procesador de comida o la licuadora y licúa hasta obtener una pasta. Pon el azúcar y el aceite de coco, licúa un poco más y estará lista.

Para almacenarla, lo ideal es un frasco de cristal fuera de la heladera.

Mazapán

Ingredientes

  • 500 gr de maní tostado, sin piel ni sal;
  • 2 tazas de azúcar;
  • ½ taza de harina de maíz;
  • Un puñado de sal;

Preparación

Pon todos los ingredientes en una licuadora o procesador y licúa hasta que el resultado sea totalmente homogéneo. Cuando termines quedará una masa que debemos poner en un molde. Déjalo reposar unos minutos y estará listo para comer.

 

Ver más

¿Cuál es tu tipo de pisada?

¿Por qué se dice que los maratonistas son mejores dirigiendo empresas?

Comidas saludables: Todo lo que necesitás saber + recetas

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!