Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Cómo comer en Navidad: consejos para atletas

Cómo comer en Navidad para no salir con kilos extra. Diciembre es la época de la Navidad y la puerta del Año Nuevo. También es temporada de unión, diversión y comida. Mucha comida.

Seamos sinceros, el último mes del año marca el inicio de las vacaciones para muchos, y el desenfreno y los desarreglos para otros.

Ello conlleva a ingerir comida en grandes cantidades, beber alcohol de manera más frecuente y, aunque suene difícil, menos entrenamiento. 

Entendiendo que este proceso es algo normal y natural, debemos estar prevenidos para poder superar con éxito los estragos de diciembre.

A continuación, te brindaremos consejos para poder salir airosos de este mes y que sea sólo una transición a la espera del verano. 

Pía Lanfranco, triatleta desde hace siete años, nos brida consejos para poder sobrellevar el mes de diciembre y sobrevivir a los estragos de la Navidad y Año Nuevo.

Cómo comer en Navidad y seguir entrenando:

1. Entrenamiento

Empecemos por el inicio: planear el ejercicio. Si sos de los que entrena todos los días, o por lo menos tres veces por semana, podés ser extremamente perjudicado, ya que Navidad y Año Nuevo caen martes esta vez.

Esto quiere decir que probablemente faltarás a tu entrenamiento del miércoles y, con la pereza encima será complicado salir el jueves. Lo que recomendamos es que entrenes más fuerte los días previos.

Prepará a tu cuerpo quemando grasas previo al esfuerzo gastronómico de las últimas dos semanas de diciembre. Si es posible, tratá de perder un par de kilos previos a esos dos benditos martes.

Ver más

Entrenar a fin de año: cómo correr en verano sin cometer errores

La clásica San Silvestre cierra el año runner en Buenos Aires

Cinco opciones de desayunos para atletas

2. Navidad y Año Nuevo

Tengamos en mente estas dos fiestas. Tanto 24 como 31 de diciembre caen en martes. A partir de eso, podemos planear la estrategia: tratá de entrenar de jueves a domingo.

Si lográs involucrar también el día lunes, genial, ya ganaste. Por cierto, evitá ejercitarte el mismo 24, 25, 31 y 1 de enero: también debemos pasar tiempo con la familia o seres queridos. O, si lo vas a hacer, hacelo temprano.

3. Comida

Este punto puede ser el más complicado, sobre todo por nuestra variada gastronomía y opciones. Pan dulce, chocolate, asado o lechón son recurrentes en nuestras mesas de Navidad y Año Nuevo, pero evitá los excesos.

Pan dulce, mejor descartalo. Chocolates, lo mínimo indispensable. Una porción de pavo o lechón, acompañadas de ensalada, serán una excelente elección.

A veces, contra las bebidas no se puede hacer nada, así que disfrutalas con moderación. Recordá que tu cuerpo también puede sufrir los estragos de la resaca. A veces, sentir eso es más complicado de sobrellevar.

4. Tips

Te damos un consejo de oro: antes de la cena de Navidad o del descontrol de Año Nuevo, comé un sandwich, algún fruto seco o frutas heladas. Con eso, la digestión no será tan pesada.

Además, tu ritmo de entrenamiento no se verá perjudicado, a menos que empieces con las celebraciones desde el mediodía. Si fuera el caso, disfrutá el momento, luego habrá tiempo para combatir los excesos.

Por cierto, el alcohol tiene grandes cantidades de azúcar, esto te perjudicará si es que estás a dieta o tratando de entrar en forma para el verano.

Lo mejor que podés hacer es optar por vino de más de dos años de añejo, ya que es uno de los tragos alcohólicos que menos azúcar tiene.

También puede servir la siempre confiable botella de agua: alterná entre tragos un sorbo de agua mineral.

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!