Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Los errores nutricionales más comunes del día de la carrera

Si ya entrenaste para una carrera, estás bien preparado y confiado; no arruines todo tu trabajo con errores en la nutrición el día de la competencia.

Errores nutricionales más comunes (para que no caigas en ellos):

Saltearte el desayuno

Quizá sea el peor error posible en cuanto a la nutrición previa a la carrera. Durante la noche, el cuerpo utilizó glucógeno, y hay que recargarlo. Sin él, el cuerpo se sentirá débil, mareado y sin fuerzas. Si estás demasiado nervioso como para comer, aunque sea tomá un poco de yogur o un par de piezas de pan tostado. 

 

Ver más

5 señales de que estás entrenando mal

5 maneras de acelerar el metabolismo

6 cosas que no tenés que hacer antes de correr

 

No hidratarte adecuadamente para evitar parar a orinar

Las paradas frecuentes en el baño antes de una carrera son naturales. No evites hidratarte para cambiar esto. El agua es el principal componente de la sangre, que será responsable de brindar oxígeno y nutrientes a tus músculos. También ayuda a remover el ácido láctico de los músculos en ejercicio. El agua también le permite a tu cuerpo producir sudor para controlar tu temperatura corporal.

Hidratate a intervalos regulares el día anterior a la carrera. Tu orina debe ser de color amarillo pálido cuando te acostás por la noche y al levantarte en la mañana siguiente.

Probar una nueva barra, gel o bebida el día de carrera

Nunca pruebes nuevos combustibles el día de la carrera. Si estás interesado en probar algo nuevo, hacelo durante los entrenamientos para ver cómo responde tu cuerpo. La carrera no es un buen momento para probar.

Comer demasiado antes y durante la carrera

Mientras que algunas carreras requieren que los atletas recarguen combustible, tu energía mayormente provendrá de lo que ingieras las horas y días previos a la competencia. Sólo podemos usar alrededor del 30% de las calorías que comemos mientras corremos.

Acordate que durante el ejercicio, el flujo de sangre se desvía de tu tracto digestivo a los músculos que están trabajando intensamente, aumentando las probabilidades de indigestión. Practicá comer mientras corrés en tus entrenamientos, para tener una idea de qué necesita tu cuerpo durante una carrera.

No recuperarte adecuadamente

Los atletas olvidan a menudo recuperarse correctamente luego de una carrera porque creen que es momento de bajar la guardia. Pero luego de un desgaste grande hay que ayudar al cuerpo a recomponerse.

No recuperarte con una buena nutrición te pone en riesgo de lesiones y enfermedades. Está bien celebrar tu logro, pero primero asegurate de comer carbohidratos de calidad y proteínas para comenzar el proceso de recuperación.

El período de tiempo inmediatamente posterior al ejercicio es cuando tus músculos están más propensos a la restauración de glucógeno y la absorción de proteínas para regenerarse.

Fuente: Active.

 

¡Compartir por correo electrónico!