Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

¿Por qué nuestro metabolismo se vuelve lento?

Foto:Las causas por las cuales el metabolismo se vuelve lento

Las causas por las cuales el metabolismo se enlentece son muchas. A continuación, te contamos cuáles son algunas de las más frecuentes y te explicamos brevemente los factores relacionados al estancamiento en el descenso de peso:

El metabolismo y nuestras malas combinaciones

  • Mala combinación de alimentos: una dieta saludable y equilibrada debe ajustarse a las necesidades de la persona que la está haciendo tanto en calidad como en cantidad;
  • Por lo cual, más allá de que las calorías sean correctas si se combinan mal los alimentos la digestión no será óptima, la asimilación de nutrientes no será del todo correcta, la evacuación intestinal puede verse afectada y no habrá desintoxicación;
  • Por lo cual, puede pasar que combinando mal los alimentos no haya descenso de peso y además exista una sensación de hinchazón;
  • Básicamente, se trata de un tema químico y digestivo. Es ideal no hacer una gran mezcla de alimentos en la misma comida e intentar que esos alimentos que se ingieren sean compatibles uno con el otro en lo que respecta a tiempo de digestión;
  • El PH necesario y que las enzimas digestivas trabajen en forma sinérgica para una óptima digestión y no sean contrarias en su accionar;
  • Mala distribución de las comidas: en este punto entra en juego el tema de la organización. Cuando las personas desean comenzar un plan dietario pero no se organizan las comidas del día terminan salteando colaciones;
  • Incluso, en muchos casos se saltean alguna de las cuatro comidas principales (desayuno, almuerzo, merienda y cena);
  • Esto trae aparejado que pasen muchas horas entre una comida y otra;
  • Este hecho no ayuda a activar el metabolismo y un metabolismo poco activo deriva en la meseta metabólica. Lo ideal sería que entre cada comida haya un tiempo máximo de 3 hs.

 

Ver más

Cómo se puede terminar bien un maratón

Consejos para los debutantes en los 21k

3 formas de añadir velocidad a tus entrenamientos

 

  • Problemas con las calorías consumidas: para bajar de peso necesitamos ingerir menos calorías de lo que gastamos. Es un tema de “balance energético”. El problema está en que cuando las restricciones están mal planeadas y son excesivas se ponen en funcionamiento mecanismos de conservación corporal que estancan el descenso de peso. No subo ni bajo, simplemente entro en meseta.
  • Problemas con la hidratación diaria: hay una regla básica de digestión que es que se necesitan aproximadamente 1ml de agua por cada 1 kcal consumida para digerir bien el alimento;
  • A esto se le suman todos los demás requerimientos hídricos como por ejemplo la pérdida por sudor en atletas;
  • Con lo cual se entiende que una persona que consume menos de 1,5 lts por día de líquido no va a tener una digestión óptima y no se va a desintoxicar correctamente;
  • También es importante distribuir el líquido durante el día. Gran cantidad de líquido en el momento de las comidas no ayuda a formar un buen bolo alimenticio y esto da como resultado digestión deficiente;
  • La cantidad diaria promedio de líquido que se debe consumir son 2 litros por día. También es un tema importante qué bebida tomar, ya que no sólo se trata de que no tenga calorías;
  • Es fundamental que además ser “acalórica” tenga buen contenido de agua y no posea gran cantidad de químicos;
  • Con esto queda claro que las gaseosas light no son una buena opción para hidratarse;
  • Si es correcto incluirlas en el fin de semana en alguna comida especial en donde se tenga ganas de beber algo rico que no es de consumo habitual;
  • Síndrome de la adaptación: hay personas que llegan al consultorio con un gran estancamiento en el peso, entrenan duro entre 3 y 5 veces por semana y se cuidan con la alimentación en forma estricta hace meses;
  • Pero el denominador común de este grupo de pacientes es que su organismo está adaptado al estímulo que recibe. Hacen siempre la misma dieta y siempre el mismo plan de entrenamiento;
  • No rotar la dieta frecuentemente y darle al  cuerpo cíclicamente el mismo estímulo hace que el metabolismo se aplaque, el atleta se estanque y el peso entre en meseta;
  • Es necesario rotar la dieta cada 2 o 3 semanas y tener una planificación de entrenamiento variada. Siempre acorde al objetivo propuesto, pero con estímulos variados para que el cuerpo no se llegue a adaptar. Nunca hay que olvidar que el ser humano es un ser altamente adaptativo.

También existen ciertos factores que no ayudan a destrabar este estancamiento como por ejemplo la edad (a mayor edad es más difícil restablecer el descenso de peso), algún problema glandular no controlado (por ejemplo hipotiroidismo no controlado), algún medicamento que resulte muy tóxico para el hígado o que cause hinchazón y retención de líquido.

Por Matias Robaldo. Licenciado en nutrición

 

Ver más

Cómo se puede terminar bien un maratón

Consejos para los debutantes en los 21k

3 formas de añadir velocidad a tus entrenamientos

.

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!