Resultados Maraton Juegos Olímpicos Rio 2016

rio-42k

Como ocurre en cada Juego Olímpico, el Maratón Masculino quedó en Rio 2016 para la última jornada. La emblemática prueba tuvo partida y llegada en el popular Sambódromo, y su circuito por vueltas recorrió la costa de la ciudad.

Bajo la lluvia, un nutrido grupo de punta, integrado por unos 50 atletas, pasó el kilómetro 10 en un torno a los 31 minutos. A esa altura, los argentinos Mariano Mastromarino, Luis Molina se ubicaban cerca del puesto 110, en un segundo lote, pasando la marca de los 10k en 32:15. Mientras tanto, Federico Bruno, en su segunda experiencia en la distancia y con sólo 23 años de edad, se retrasaba unos 30 segundos pasando el cuarto de la carrera en el puesto 123.

Entre los atletas de elite mundial, mayormente africanos, se ubicaban expectantes los peruanos Raúl Machacuay, Raúl Pacheco y Christian Pacheco, junto al mexicano Ricardo Ramos, los brasilerso Marilson Gomes y Paulo Roberto Paula. También, tirando del pelotón aparecía regularmente “el keniata blanco” Galen Rupp, sobre quien en la previa se depositaban muchas expectativas. Cabe recordar que, 8 días atrás, el norteamericano Rupp había ocupado el quinto lugar en la final de los 10.000 metros, con un tiempo de 27min 08seg. En esa carrera el oro fue para Mo Farah, el mejor medio fondista del mundo, sólo 3 segundos adelante de Rupp, quien fue además el único atleta blanco entre los primeros 11 lugares.

En el kilómetro 28 se produjo un resonante abandono. Alemu Bekele, de Baréin, marchaba en punta y era candidato a estar en el grupo de definición, cuando un problema con los cordones de su calzado lo dejó afuera de una forma increíble. Debió parar 4 veces a atarse sus zapatillas, perdiendo ritmo de carrera y quedando así afuera de toda chance. Algo difícil de entender en un atleta de esa talla.

La verdadera carrera

Como se suele decir, la verdadera maratón comienza en el kilómetro 32. Antes de los 10 kilómetros finales, hay mucho de especulación. Los atletas se van midiendo, estudiando, y acomodando para ese remate final. Y mucho más aún en una maratón olímpica, en donde las características son tan especiales. Es una prueba a todo o nada, donde llegan los mejore, sin liebres, pero con trabajo en equipo entre los atletas de cada país. Fue en ese punto en donde se soltaron el keniata Eliud Kipchoge, el etíope Feyisa Lilesa y el mencionado Galen Rupp de EE.UU, único rubio entre tantos atletas de raza africana. Un  aspecto clave para entender la carrera y su desenlace: ver como corrieron y cómo se comunicaron en los kilómetros previos los tres keniatas, y qué pasó a partir del kilómetro 32, cuando Kipchoge apuró el ritmo. ¿Qué pasó?: los otros dos keniatas, que venían con él en la punta, abandonaron la carrera. Su trabajo fue llevarlo hasta ahi, y la misión estaba cumplida.

El principio del final

El power trio en acción. Así definiseron. Kipchoge terminó delante del etíope Lilesa y del estadounidense Galen Rupp, único blanco entre los africanos.
El power trio en acción. Así definiseron. Kipchoge terminó delante del etíope Lilesa y del estadounidense Galen Rupp, único blanco entre los africanos.

En el kilómetro 35 Kipchoge cambió el ritmo y salió al ataque. Rupp fue el primero en sentirlo, y Lilesa intentó seguirle el paso. El keniata le hizo señas para que tiren juntos, de forma escalonada, pero ante la falta de respuesta del etíope, Kipchoge volvió a acelerar y se cortó en solitario buscando ya los 7 kilómetros finales  hacia la gloria olímpica.

Con las cosas prácticamente definidas, cada uno de los tres protagonistas del power trio se dedicaron claramente a cuidar sus lugares en el podio olímpico. El que más se vio amenazado fue Rupp, quien a sus espaldas veía como el eritreo Ghirmay Ghebreslassie, de sólo 20 años de edad y campeón del mundo en 2015, lo atacaba.

Finalmente las posiciones no se alteraron y Kipchoge le devolvió a Kenia la medalla de Oro con 2:08:44, Lilesa fue plata a 1 min 10 segundos,  y Grupp bronce a 1 min 21 segundos detrás del ganador.

Recordemos que el Récord Olímpico es del tristemente fallecido Samuel Wanjiru (KEN) con 2:06:32 en Beijing 2008, mientras que el Récord Mundial es de 2:02:57 y pertenece a Dennis Kimetto, también de Kenia.

Los Sudamericanos

El brasileño Paula fue 15° a 5 min (2:13:32) de la punta, colocándose como el mejor sudamericano en la carrera. Detrás suyo en gran actuación entró el ecuatoriano Bayron Piedra, 19° con 2:14:12. Sorprendiendo a propios y extraños, lo siguió el uruguayo Nicolás Cuestas, ocupando el puesto 40°, con 2:17:44, a 9 minutos del ganador. Apenas detrás suyo, el chileno Victor Aravena fue 42° con 2:17:49, y el peruano Raúl Manchuay 45° con 2:18:00. El uruguayo Andrés Zamora fue 50° a 9:52 del ganador del oro, con 2:18:36 logrando su mejor marca personal. Detrás suyo ingresó otro peruano, Christian Pachecho (2:18:41), apenas por delante de Mariano Mastromarino, quien fue el mejor argentino a 10 minutos del líder, con 2:18:44. El legandario Marilson, en su despedida como atleta profesional cerró su participación en el puesto 59 ante la ovación de su público. El peruano Raúl Pacheco arribó 66° (2:20:13), el colombiano Andrés Ruiz entró 79° con un crono de 2:22:09.

Los restantes argentinos: Luis Molina fue 89° con 2:23:55, y Federico Bruno con dificultades sobre el final, corriendo de costado, en una sola pierna durante los kilómetro finales por una lesión en un isquiotibial, no quiso abandonar y cerró su carrera con la bandera argentina, en 2hs 40 min, en una conmovedora imagen que sin dudas quedará para el recuerdo. “Sólo es olímpico quien termina su competencia. Y ahora soy olímpico” declaró luego el argentino a la prensa, quien también adelantó que luego de esta prematura incursión en los 42k, ahora volverá por un tiempo a las pruebas de pista. Una mención a parte para el paraguayo Derlys Ayala, quien se detuvo a metros de su llegada para ayudar a Bruno.

El entrerriano Federico Bruno, de 23 años, en una de las grandes imágenes que dejó esta maratón olímpica. Literalmente, llegó arrastrándose. Pese a su lesión, no quiso abandonar.
El entrerriano Federico Bruno, de 23 años, en una de las grandes imágenes que dejó esta maratón olímpica. Literalmente, llegó arrastrándose. Pese a su lesión, no quiso abandonar.

 

Resultados:

Principales resultados. La competencia aún está en curso, actualizaremos en minutos.

 

[table id=73 /]

 

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao