Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Comodida y amortiguación en las zapatillas de running: sólo pocos modelos cumplen

Para la mayoría de los corredores que se disponen a comprar unas zapatillas de running, el objetivo principal es conseguir un modelo cómodo y con buena amortiguación. Sin embargo, los que se encuentran en esa categoría (amortiguación o estabilidad) pueden no ser tan cómodos como los promocionan o, tal vez, demasiado pesados por los materiales que los componen.

Muchas veces, como corredores no le damos la debida importancia o atención a eso. Sólo nos fijamos cuando corremos en suelo mojado, viendo si tiene un buen grip y una correcta tracción.

Sin embargo, si realizamos los tests con una mayor rigurosidad, podemos observar que buena parte de los modelos neutros que prometen amortiguación no son tan cómodos o tan leves como dicen ser.  

Para que una zapatilla sea realmente cómoda y no se perciba el ‘golpe seco’ contra el suelo, tienen que darse una suma de factores que pocos modelos realmente tienen.

Amortiguación en las zapatillas de running: suma de los factores

El primer factor es la densidad (más blanda o más firme) de la espuma de la entresuela (EVA), que puede cambiar la suavidad de la zapatilla frente al segundo factor, que es la composición de la goma que se encuentra en la suela.

Cuando ésta es muy rígida, limita el trabajo indispensable de la EVA de proporcionar suavidad, comodidad y hasta absorción de impacto.

Cuando la suela de la zapatilla con amortiguación es rígida, sobre todo en el área del talón, los corredores que tienen la característica de aterrizar con la parte trasera del pie sienten mucho ese impacto, lo que suele tornarse incómodo, casi de pesadillas si no se cambia rápidamente de calzado.

Eso sucede porque en algunos modelos se aplica la composición de goma de carbono en esta región, con el objetivo de generar una mayor durabilidad. Otras extienden el mismo compuesto hacia el área del antepié, dejando la zapatilla aún más incómoda, dando aquella sensación de golpe seco.

Respuesta y confort

De cualquier forma, ya hay algunas marcas que están optando por producir modelos con suela de goma no tan rígida y un menor espesor, creando una zapatilla más blanda, liviana y cómoda, sin sacrificar demasiado la vida útil del calzado.

Uno de los modelos recomendados por atletas.info, que cumple esta serie de requisitos como pocos, es el Floatride ULTK de Reebok, que acaba de lanzar su versión 2018.

En él, la capellada Ultraknit de una sola pieza y sin costuras proporciona un ajuste ligero y cómodo, que se amolda y adapta al pie en movimiento, haciendo nuestras zancadas más naturales. Eso, acompañado de un diseño que abraza la parte media del pie para dar soporte, flexibilidad y transpirabilidad.

Además, las Reebok Floatride ULTK se destacan por su soporte perimetral EVA, que mantiene el pie centrado y balanceado durante la transición de la pisada; también disponen de una estructura consistente de células de espuma, que otorgan una amortiguación ligera con un retorno de energía superior y una respuesta óptima.

Sin dudas, una de las grandes opciones dentro del mercado argentino para hacerse con una zapatilla que le brinda al corredor el confort, la amortiguación y la abrasión ideal para los pies durante el entrenamiento intenso o durante las competencias de largas distancias.

 

Floatride ULTK: dónde adquirirlas

Podés encontrar el modelo vía web en www.reebok.com.ar/running. Si preferís ver, tocar y probar, encontrarás las Floatride ULTK en los locales Reebok Unicenter, Florida y Mendoza; también están disponibles en las tiendas de deportes Just For Sport.

Para mayor información de productos Reebok, visita www.reebok.com.ar o seguí sus redes sociales: Facebook.com/Reebok, Twitter @ReebokArgentina e Instagram @Reebokargentina  y en youtube.com/reeboklatam

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!