Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Corrió maratones en 133 países después de vencer tres veces al cáncer

Foto:Weigner, en la Antarctic Ice Marathon

Existen historias increíbles, existen historias asombrosas… y está la historia de Brent Weigner. Con 67 años, este exprofesor de geografía de un séptimo grado de una modesta escuela en Cheyenne, Wyoming, el estado menos poblado de los Estados Unidos, completó la Maratón de Madagascar. Así, Brent consiguió correr maratones en 133 países, un récord mundial. Ah, por si eso fuera poco, cabe destacar que este atleta norteamericano ya sobrevivió al cáncer tres veces

Weigner comenzó su trayectoria en carreras de 42 kilómetros en 1968, cuando sólo tenía 18 años. En 1974, corrió su primera maratón internacional, en México. Desde allí, corrió en todos los continentes (incluyendo la Antártida), además de ultramaratones en el Polo Sur y el Polo Norte. 

Su objetivo, ahora, es llegar a 160 países. En 2017, la meta es correr más de 30 maratones. Si una nación no tiene carrera de 42k, Brent se las ingenia: ya creó una propia en las Islas Turks y Caicos, territorio británico ubicado en el Caribe. La obsesión creciente obligó a su esposa, Sue, a pedirle que prometa que “sólo” correría 12 carreras el próximo año. Es que el profesor que corrió maratones en 133 países está cerca de cumplir 68 años.  

 

Ver más

Mina Guli: 40 maratones para salvar los ríos

Es de elite, se subió al podio y corrió hasta el aeropuerto

Con 101 años, abuela atleta va a disputar carreras de 50 y 100 metros

 

La grandiosa idea, claro, tiene sus dificultades. Weigner confiesa que ya sufrió varias lesiones por el running y que eso lo tornó un atleta más cauteloso, sobre todo cuando los años comienzan a pasar factura. La competitividad, la persistencia y la pasión por el deporte que demuestra, no lo dejan renunciar a su misión después de todo lo que conquistó. 

Cuando estaba en sexto grado, Brent fue diagnosticado con linfosarcoma, un tumor maligno del tejido linfático. Fue su primera batalla contra el cáncer. A los 22 años, cuando se preparaba para seguir la carrera militar en Colorado, supo por un superior que de nuevo tenía un cáncer; en este caso, el pronóstico de vida era de seis meses a un año de vida. Nada de eso sucedió. 12 años después, ya mientras corría regularmente maratones, se desarrolló en Weigner un nódulo cerca de la mandíbula. Tras ser removido, el perfil izquierdo de su rostro estuvo paralizado por seis meses. Lejos de amilanarse, en ese período corrió dos maratones y le pidió casamiento a su esposa ¡Monstruo!

“Estoy feliz. Básicamente, porque estoy vivo. Soy un agradecido”, dijo Brent. “Corro por la misma razón que los pájaros vuelan y los peces nadan. Es lo que hago, es lo que me hace sonreír”, agregó. Este fin de semana Brent estará subiéndose a un avión hacia Bielorrusia, donde correrá hasta Lituania. Esa será su 134º maratón. Aplausos de pie…

excluir cat: nao, desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!