Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Correr con armas de fuego

Zapatillas, shorts o calzas, remera, abrigo si hace falta, medias, un reloj, auriculares, quizá una gorra. En general, los elementos que lleva consigo un corredor están dentro de esta lista. Pero una encuesta realizada por el sitio de Runner’s world reveló que en Estados Unidos hay un pequeño porcentaje de corredores que salen a entrenar portando un arma de fuego. Se trata de apenas el dos por ciento de los hombres y el uno por ciento de las mujeres, pero no deja de ser sorpresivo que haya alguien que tome la decisión de llevar una pistola durante una salida a correr.

Ya hablamos hace un par de semanas de algunos resultados de esa encuesta, en la que se refleja lo vulnerables que se sienten muchas mujeres al salir a las calles a correr, por los diversos tipos de acoso de los que son víctimas. Ante esa situación es que algunas deciden salir armadas.

Sabemos que la sociedad estadounidense está más habituada al uso de armas de fuego de manera cotidiana, y que culturalmente su posesión y uso están más aceptados que en otras regiones.

Tina Jukich, una corredora de Minnesotta, asegura que lleva una pistola porque en la zona rural por la que corre hay muchos perros sueltos y también lobos que, si bien no atacaron aún a ninguna persona, cree que podrían hacerlo. Ella pertenece a una familia de cazadores, por lo que las armas siempre estuvieron presentes en su hogar. Sobre si la usaría eventualmente, no duda: “Amo a mi esposo y a mi familia, y si no tuviera elección, haría lo que sea para protegerlos”.

Michele James es una expolicía de Oklahoma, que segura que se sentiría indefensa si no llevara su pistola mientras corre. Un puñado de testimonios similares se agrupan en la nota mencionada. Y este post en un blog sobre armas da consejos sobre cómo llevar una de la mejor manera cuando se sale a correr un par de kilómetros.

Aún comprendiendo las motivaciones y miedos de estas personas, resulta difícil compartir la decisión de portar un arma para entrenar (o para circular cotidianamente, en general). Aquí, al menos por ahora, ese tipo de medidas parecen todavía muy lejanas.

excluir cat: nao, desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!