Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

¡La ganadora de Boston se dio el lujo de esperar a su compañera salir del baño!

Foto:Desiree Linden y un triunfo muy esperado.

Más allá de que la gran nota de la climáticamente cruel Maratón de Boston disputada este lunes fue el triunfo del atleta amateur Yuki Kawauchi, la victoria de Desiree Linden entre las mujeres acabó con una sequía de 33 años sin éxitos femeninos estadounidenses en la carrera. 

En las últimas horas, además, se supo que Linden, quien casi no conseguía hablar cuando llegó a la meta, por agotamiento y por frío (la temperatura estaba a -1º), frenó su ritmo durante casi 15 segundos para esperar que Shalane Flanagan, su compañera y compatriota, saliera del baño químico en el que debió entrar por emergencia. 

“En los primeros kilómetros sentía que no iba a llegar al final. Le dije a Flanagan durante la carrera: ‘Si hay algo que pueda hacer para ayudarte, decime porque creo que, si no, voy a abandonar’. Cuando se trabaja en equipo, nunca se sabe qué es lo que puede pasar. Ayudarla a ella me ayudó a mí. Creo que desde ahí sentí que mis piernas volvieron”, dijo Linden, de 34 años, tras quedarse con los 42k en 2h39m44s. 

 

Ver más

Flanagan gana la Maratón de Nueva York después de 40 años sin una victoria local

¿Qué come Shalane Flanagan, ganadora del Maratón de Nueva York?

Yuki Kawauchi: de portero de escuela a codearse con la elite

 

Cuando promediaba la carrera pudo verse a Flanagan, última ganadora de la Maratón de Nueva York, despegarse del grupo de las líderes y entrar a los baños químicos que se encontraban a su derecha. Antes de salirse, habló con Linden. “Me dio un codazo y me dijo que iba a ir al baño. Yo le dije que iba a bajar el ritmo un poco y que le ayudaría a volver al grupo”, contó la ganadora de Boston en la conferencia de prensa. Flanagan agradeció: “es un gesto no muy común, increíble”. 

 

Desiree Linden y algo de estrategia…

Más allá de la cortesía deportiva, el entrenador de Linden, Steve Hanson, dio otro argumento. “Ella tiene un gran respeto por Shalane que, habiendo ganado en Nueva York, era alguien con quien podía trabajar en el tramo final de la carrera. Creo que no quería que Shalane saliera por la puerta de atrás, quería que estuviera allí. Desiree no estaba lista para estar delante del todo todavía en la carrera. Ella quería que Shalane supiera que, si ella iba a buscar la cabeza del pelotón, iba a haber alguien que tirase, el clima estaba terrible. Yo sólo esperaba que en ese momento ninguna otra corredora hiciera algún movimiento para que a ellas no les costara demasiado volver al grupo”. 

Al final, los poco más de 14 segundos perdidos parecieron insignificantes para Linden, que se impuso por más de cuatro minutos de ventaja a Sarah Seller (2h44m04s) y Krista Duchene (2h44m20s). 

Mirá el video de Linden esperando a Flanagan:

excluir cat: nao, desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!