Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Entrenamientos de fuerza te hacen correr hasta un 11% mejor

Foto:entrenamientos-fuerza

Tal vez ya escuchaste hablar de la economía de carrera. Por las dudas, ahí va: se trata de la influencia ejercida por un conjunto de factores fisiológicos y biomecánicos que, combinados, determinan cuánta energía será consumida durante el ejercicio.

Fuerza muscular, flexibilidad, alimentación, condiciones climáticas y capacidad cardiorrespiratoria son los elementos que suelen dictar el rendimiento de un atleta. En el caso de que uno de ellos no esté adecuado para una carrera o un entrenamiento, el costo energético será mayor. 

Los deportistas con una buena energía al correr necesitan de un menor volumen de oxígeno para transformarlo en eficiencia durante las zancadas sobre el asfalto. Dicho en otras palabras: trabajan mejor con un gasto energético menor. Quien quiere correr más y desgastarse menos puede vislumbrar los entrenamientos de fuerza como una buena alternativa. 

La energía de carrera es responsable de hasta un 65% de la variación en los tiempos en pruebas de 10kms. Es ese elemento el que explica que los atletas africanos, a pesar de que transportan hacia adentro de sus pulmones un volumen de oxígeno 13% menor que los caucásicos, tengan un mejor desempeño. Está claro, ¡son más eficientes!

ESTUDIO
Un estudio elaborado por un grupo de profesionales vinculados a la Universidad de San Pablo (USP) y publicado por la Revista Mackenzie de Educación Física y Deporte indica que, a diferencia de lo que los especialistas pregonaban 20 años atrás, los entrenamientos de fuerza y potencia, realizados en paralelo a los de resistencia aeróbica, provocan una mejoría de la activación muscular, una de las principales responsables por el aumento de energía de carrera y de la capacidad cardiorrespiratoria. 

Uno de los artículos seleccionados por los responsables destaca que 15 triatletas de alto nivel fueron divididos en dos grupos. Uno mantuvo la rutina de entrenamientos aeróbicos, mientras que el otro se dedicó al entrenamiento de fuerza, en conjunto con la rutina de entrenamientos aeróbicos. 

 

Ver más

Un test en la cinta consigue prever tu tiempo en los 42K

Cómo adelgazar corriendo: paso a paso

Barkley Marathon: El 15º finalista y un cruel derrotado

 

Las series aeróbicas eran compuestas por las tres modalidades del triatlón -running, natación y ciclismo- con una duración total de 20,5 horas de actividad semanal. El trabajo de fuerza, por su parte, fue llevado a cabo durante 14 semanas, en dos sesiones semanales, con ejercicios para miembros inferiores, como leg press, flexión, extensión de rodillas y flexión plantar. Las modificaciones en la programación eran hechas cada tres semanas, aumentando progresivamente el número de series. 

El resultado del estudio comprobó que el entrenamiento de fuerza de alta intensidad mejoró la economía de carrera en 11,76%. Los autores del artículo utilizado por el grupo de la USP sugirieron que un posible aumento en la rigidez músculo-tendón puede haber sido gran responsable por esas mejorías. 

En otra investigación, 17 corredores entrenados -nueve hombres y ocho mujeres- fueron separados en dos grupos. Uno mantuvo la rutina habitual de entrenamiento, denominada de control; el otro, además de la parte aeróbica, se sometió a estímulos de fuerza. A lo largo de ocho semanas, con tres sesiones cada siete días y ejercicios de agachamientos, los entrenamientos de fuerza mejoraron la economía de carrera en un 5%. Pero hubo más resultados positivos, ya que se constataron mejorías en el tiempo de fatiga (21,3%), fuerza máxima (21,3%) y, además, en la tasa de desarrollo de fuerza (26%). 

 

Este artículo fue publicado originalmente en nuestro site Ativo.com

excluir cat: nao, desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!