Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Florencia Fernández: “Correr me ayuda a pensar mejor”

Foto:Florencia Fernández corriendo por el centro porteño con las Pureboost GO

La vida de Florencia Fernández dio un vuelco tan precipitado y anunciado que hoy le cuesta mirar hacia atrás. No porque no le guste su pasado o porque pretenda esconderlo, sino porque le cuesta reconocerse. Sobre todo, en los últimos años cuando el deporte no la cautivaba tanto como ahora. Sabe que su hoja de ruta cambió por completo.

Si bien la cocina o, mejor dicho, el arte de cocinar la acompaña desde que tiene uso de razón, entiende que a su profesión le agregó un espacio al que tiempo atrás casi no le prestaba atención.

Florencia Fernández y un viaje de ida

“Me fui a estudiar cinco meses a Londres y cuando volví a Buenos Aires, lo hice con 10 kilos más. Por eso, el mismo día que bajé del avión me puse a dieta”, cuenta la joven de 24 años.

De aquel viaje en 2014 pasaron mucho más que cuatro años. “Fue un proceso en el que entendí que podía comer sano sin que eso fuera aburrido”, añade.

Desde aquel regreso inició un largo camino de autoconocimiento que decidió volcar en su propio espacio: The healthy blogger, con el que logró edificar una nueva etapa en su vida.

“Cuando volví de Londres –precisa–, empezar a cuidarme fue la motivación para recuperar mi peso. Por eso, cambié muchos aspectos de mi vida como la alimentación e incorporar la práctica deportiva como un hábito diario”.

Florencia Fernández, corriendo por el centro porteño
Florencia Fernández, corriendo por el centro porteño con las Pureboost Go

Cocinera en la red social

La charla transcurre como una excusa por las calles de Buenos Aires, en el marco de la presentación de las nuevas adidas Pureboost Go. El reloj marca poco más de las 12 y al ritmo de las zancadas, un grupo de corredores amateurs, inician un tour por el Centro porteño.

Florencia va en el medio del grupo, atenta a cada paso, respeta las normas de tránsito, no se apresura porque entiende que “correr en la calle requiere de mucha concentración”.

Teléfono en mano, sólo lo utiliza cuando el grupo se detiene. Por caso, en la Plaza San Martín, en Retiro, o en el Teatro Colón que con su estilo ecléctico impone sus más de 8.200 metros cuadrados.

“Arranqué a correr en 2017 pero no lo había hecho de una manera tan rigurosa ni con ningún plan. Este año lo empecé a hacer de manera más ordenada y regular. Me dieron ganas de conocer desde adentro qué le pasa a una persona que corre, entender por qué al hacerlo se sentía tan bien y le despejaba la cabeza. Antes hacía mucho funcional y gimnasio”.

Para ella, el mero hecho de ponerse en movimiento la ayuda a salir de la rutina diaria. Tal vez por ello prefiera los fondos largos a las pasadas.

Fondos reflexivos

“Correr largo me gusta mucho más que hacer pasadas. Pero mi entrenador Christian Cattaneo me hizo entender que combinar los distintos tipos de esfuerzos me ayudan a correr más y mejor”, admite.

Y agrega: “Ya, con ponerme, un par de zapatillas para salir a correr siento que entro en otra dimensión porque corriendo logro liberarme un poco, me desestresa, me hace poner la mente en blanco o me ayuda a pensar mejor. Correr, básicamente, me sirve para despejarme”.

Sus posteos en Instagram y Facebook cautivan a jóvenes y no tanto. En poco tiempo creó su propia comunidad con la que comparte recetas sanas y ricas.

De chica, a los 10 años, ya realizaba sus propias recetas pero jamás imaginó, ni en sus mejores sueños, que se iba a transformar en la mujer que es hoy, con una enorme independencia y autogestión.

Se toma su oficio con un gran profesionalismo porque entiende el peso que puede tener su palabra entre sus seguidores.

Así, el detalle y la precisión de lo que cuenta lo asume como un compromiso irrenunciable con el otro, con el que está del otro lado de la computadora o del celular.

Saber eso y tenerlo como premisa, es cierto, explican buena parte del éxito que la llevó a tener su libro (The Healthy Book) con más de 100 recetas y consejos para desarrollar una vida saludable.

Una nueva rutina

Como mínimo, Flor corre tres veces por semana. Trata de no hacer menos, pero aprovecha las semanas en las que no tiene tantos compromisos para sumar kilómetros extras.

“No sé si correr me cambió tan drásticamente. Sí me hizo darme cuenta que está todo en la cabeza, que cuando uno dice ‘no puedo, no puedo’, realmente puede y tiene que ponerle un poco más de garra y voluntad. Si uno quiere, claramente va a poder. Uno a veces se pone sus propios obstáculos y se dice a sí mismo que no va a poder y, a veces, esas trabas mentales son las que obstaculizan algo que puede ser muy bueno. Pero cuando lo lográs te das cuenta que estaba todo en la cabeza”, explica, mientras se detiene en Plaza de Mayo.

El running tour va llegando a su fin

Ya pasaron casi 5 kms del  running tour, queda poco para llegar a Florida y Lavalle para completar el circuito porteño. Para Florencia, asumir el running como su principal actividad deportiva le generó un plus a su personalidad emprendedora. “Correr no es perder el tiempo. Gané valoración, perseverancia, empuje, dedicación”, comenta.

Mientras se entrena para su próximo desafío (una carrera de 15km que se correrá a fines de octubre), admite que su anhelo es correr un medio maratón.

“Me gusta ponerme desafíos como para poder avanzar. Pero mi desafío principal, si bien aspiro alguna vez correr carreras largas, es que esto me haga bien a mí. Hoy por hoy, los 42km no me llaman tanto la atención. Tal vez, más adelante cambie de opinión”, cuenta antes de mirar por primera vez el reloj. Sabe que su día no termina allí. En verdad, recién empezó y lo hizo como más le gusta: arriba de sus zapatillas.

VIDEO Así fue el running tour porteño con las Pureboost Go

 

Ver más

Adidas Pureboost GO: la zapatilla que se adapta a los imprevistos de las calles

Corriendo un día de semana por el centro de Buenos Aires con las Pureboost GO

Las Pureboost Go en el centro porteño.

excluir cat: nao, desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!