Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Historias del maratón: El más rápido

En los famosos 42.195 metros entran muchas historias y, en una serie de entregas, les traeremos algunas de las más particulares. Ya te hablamos del origen de la distancia, y hoy vamos a hablar de los maratones más rápidos.

El récord mundial de maratón lo posee el keniata Dennis Kimetto, con un tiempo de 2 horas 2 minutos y 57 segundos logrado el 28 de septiembre de 2014 en Berlín. El récord anterior lo poseía Wilson Kipsang, alcanzado en la misma carrera en 2013 (su marca fue de 2 horas 3 minutos y 23 segundos), aunque esto no significa que hasta ese momento haya sido el maratonista más rápido de la historia.

Suena extraño, pero sucede que el también keniata Geoffrey Mutai había conseguido recorrer la distancia en tan sólo 2 horas 3 minutos y 2 segundos, en Boston 2011. Aún así, nunca fue récord mundial. La particularidad de que este tiempo no se considera oficial se debe al trazado de Boston (que, por otra parte, es uno de los maratones más antiguos: se corre desde 1897). Este recorrido no se ajusta a las normas que define la IAAF (International Association of Athletics Federations) para oficializar el récord.

Esta entidad estableció criterios para que el circuito de la carrera sea oficializado y sus tiempos se consideren y, entre otros, se destacan dos:

  1. La disminución de la elevación entre el inicio y el final no debe ser superior al 1 por 1000 (en el caso de un maratón, esto da 42 metros).
  2. La distancia en una línea recta imaginaria entre la largada y llegada no debe superar el 50% de la longitud de la carrera.

Estos parámetros no los cumple la carrera de Boston, donde la llegada y el inicio se separan 42 kilómetros y la diferencia entre subidas y bajadas tes mayor a lo que dispone la IAAF.

Lo que motiva a la IAAF a sostener estos criterios es que los corredores no se deberían ver favorecidos por una pendiente positiva de un trazado ni por un circunstancial viento a favor que, en un circuito que vuelve al punto de largada, estaría compensado (aunque cabe aclarar que a pesar de su desnivel el maratón de Boston no es para nada sencillo, y de eso dan fe quienes tuvieron el gusto de correrlo).

Por esta razón el tiempo espectacular de Geoffrey Mutai en Boston 2011 no se considera oficial. De todos modos, con el paso del tiempo, como vimos, dejó de ser el maratón más rápido tras la llegada de Kimetto. Este año, también fue desplazado  del segundo escalón:  El etíope Kenenisa Bekele consiguió la tremenda marca 2 horas 3 minutos y 3 segundos obtenidos este año en Berlín (¿dónde más?).

Por Rodrigo Nardillo
Edición: Juan Martinez

excluir cat: nao, desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!