Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Caos y abandonos: las polémicas de Kenenisa Bekele

Foto:Kenenisa Bekele

El abandono de Kenenisa Bekele en el Maratón de Amsterdam, la semana pasada, se sumó a la lista de polémicas del fondista etíope.

La desistencia en el kilómetro 40, junto con la falta de justificativas después de la prueba y otros abandonos recientes, levantaron dudas sobre su motivación y la continuidad de la carrera del atleta de 36 años. En los últimos cinco maratones, Bekele se retiró en tres.

 

Ver más

Bekele culpó a Nike por su derrota en Londres

Maratón de Dubai: Bekele abandonó y Tola aprovechó

"Pisó una piedrita", la curiosa explicación del abandono de Bekele en Amsterdam

 

Hasta el agente de Bekele, el holandés Jos Hermens, no escatimó en críticas al corredor. “Tiene tanto talento como Kipchoge, pero mientras Eliud se prepara seis meses para correr un maratón, Kenenisa empieza siete semanas antes”, dijo el representante. “Eso no puede funcionar. Ya temía que otra desistencia pudiera ocurrir. Una maratón empieza en el kilómetro 30”.

Hermens insistió en las comparaciones con Kipchoge, actual recordista mundial en los 42K, para resaltar que Bekele podría haber llegado más lejos en su carrera.

“Kenenisa es un buen chico y no quiero que esto suene como algo negativo. Pero creo que tiene algún tipo de dislexia, de incapacidad para organizarse. Es como un chico que se está portando mal, pero tiene 36 años y debe asumir sus responsabilidades. Eliud está siempre descansando en su cama y Bekele está siempre dando vueltas en su auto. Es caótico en todos los aspectos de su vida. Arregla algo y en seguida aparece otra cosa que está mal”, afirmó.

Kenenisa Bekele: tímido y retraído

Amigo de Bekele, el jamaiquino Usain Bolt ya reclamó que la prensa no le da el debido reconocimiento. “Es un atleta maravilloso y no tiene el reconocimiento que se merece”, dijo Bolt.

Victoriosos y talentosos, Bolt y Bekele ocupan polos opuestos cuando se habla de relación con la prensa. A pesar de tener tres medallas de oro en Juegos Olímpicos (en pista) y un primer puesto en la Maratón de Berlín 2016, Bekele nunca supo lidiar bien con los periodistas.

Silencioso y distante en las entrevistas, dejó de protagonizar grandes campañas y no consiguió la misma popularidad que otros atletas.

“Kenenisa debería ser una super estrella. Pero comercializar a una persona tímida no es fácil. Y nadie en el mundo lo conoce como persona”, recordó Hermens.

La culpa es de las zapatillas

El perfil poco político del etíope se aplica hasta incluso en quienes lo apoyan. Segundo en la Maratón de Londres 2017, Bekele dio una justificativa poco común cuando le preguntaron sobre lo que le impidió ganar esa carrera.

Responsabilizó al par de zapatillas que usó en la capital inglesa, y fue inmediatamente reprendido por Nike, fabricante del calzado y patrocinador del corredor.

“Usé zapatillas nuevas y, cuando estaba entre los kilómetros 15 y 20, empezaron a hacerme ampollas en el pie. Mi pie no estaba posicionado correctamente debido al calzado”, reclamó Bekele. “Cambié el estilo [de corrida] para proteger más mi pie. Fue difícil. Cambiar el estilo afectó mi equilibrio”.

Nike compareció para aclarar que las zapatillas usadas por Bekele no eran parte del proyecto Breaking2 y afirmó que el propio fondista participa de las pruebas de desarrollo de calzados.

excluir cat: nao, desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!