Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Los puntos negativos del running

Foto:Los puntos negativos del running

Antes que nada quiero aclarar que mostrar los puntos negativos del running no significa que me haya desilusionado. Sigo corriendo y nunca perdí la motivación por este deporte, ¿ok? Pero entiendo que es importante dar a entender que no todo es perfecto y ahora el blanco será el running, principalmente las carreras de asfalto en relación a la funcionalidad que tiene en nuestro día a día.

-Pocas rotaciones: teoricamente, cuanto menos grados de rotaciones, sea de columna, miembros superiores o inferiores, más eficiente será un corredor. En términos de articulaciones, eso limita demasiado sus amplitudes de movimiento, tornando al deporte poco funcional para tareas básicas.

-Poca flexión y extensión de columna: bajar o erguir el tronco para atrás no son movimientos que sean parte del running. Sin embargo, son acciones útiles para el día entero, como calzarse el zapato, ponerse la ropa, lavarse la cara en la pileta del baño, etcétera. Raras excepciones suceden en el trail, para pasar por debajo de los árboles o subir cerros inclinados.

-Apertura de miembros: Correr abriendo las piernas y brazos es un gasto energético tremendo, haciendo imposible practicarlo durante carreras de calle, a no ser que corras de costado. Pero pensando en tareas como buscar cosas en lo alto, lavarse la cabeza o desplazarse lateralmente dentro de una habitación pequeña, notamos que son movimientos bien distintos a los del running. Nuevamente el trail salva, ya que a veces necesitamos realizar movimientos laterales y aferrarnos, por ejemplo, a una rama para superar un obstáculo.

Uso del talón: cada día más se condena al “taloneo” entre personas que corren y, de esa forma, todos se olvidan que la mayoría del planeta es más de caminar que de correr y que, para esta primera, sí usamos el talón, inclusive como apoyo inicial. Dudo que vayas para todos lados corriendo.

Noten que todos los ítens son referencias a la flexibilidad mínima que precisamos para ser independientes durante las funciones diarias. Lamentablemente, el running no nos hace mecánicamente completos. Necesitamos trabajar otros movimientos, en otras modalidades, si queremos continuar siendo funcionales.

Las sugerencias son varias. Entre las más famosas podemos citar a la natación, pilates, yoga, estiramientos, entrenamiento funcional, danzas, juegos con nuestro hijos, clases de teatro, escalar árboles, correr en senderos, limpiar nuestra casa, etc.

Todas las articulaciones están ahí por algo, para ser usadas. Por lo tanto, por muy fanático que seas de correr, aprendé a querer otras actividades que complementen tu cuerpo y te mantengan saludable por mucho más tiempo.

Ver más

5 monumentos del triatlón: las pruebas más clásicas

"No logro bajar de peso corriendo": tips para que lo consigas de una vez

"Pace", "liebre" y "fartlek": el diccionario del corredor

excluir cat: nao, desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!