Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Colapso en la llegada de la Maratón de Hannover

Foto:Maratón de Hannover

La maratón es una distancia a respetar, que siempre se guarda una sorpresa, incluso para los atletas más preparados. En cuanto apretás un poquito más de la cuenta, te hace saber que te pasaste de rosca y la factura llega inmediatamente.

En Hannover la carrera fue muy pareja, y sobre el final el etíope Seboka Negusse consiguió despegarse de sus perseguidores para obtener la victoria.

 

Ver más

Frustran un atentado en la media maratón de Berlín

Luka Lobuwan vence de nuevo en los 42K de Santiago

Miguel Ángel Guerra y Dalila Dovichi, campeones nacionales de maratón

 

Lo llamativo, lo que motiva esta nota, ocurrió sin embargo con su inmediato perseguidor, el keniata Michael Kunyuga, que venía pisteando como un campeón, obteniendo un cómodo segundo puesto, cuando a escasos metros de la línea de meta se lo observa realizando movimientos extraños con sus piernas para, segundos después, caer desplomado al suelo.

En ese dramático momento, asomaba por detrás de Kunyuga su compatriota Duncan Cheruiyot Koech, que estuvo cerca de arrebatarle la segunda ubicación en el podio.

Pero Kunyuga, aún sin fuerzas suficientes como para ponerse de pie, se arrastró esa breve distancia que lo separaba de terminar la carrera y consiguió mantener su posición final en la clasificación.

Ese apuro de Kunyuga por conservar el puesto no sólo se explica con el orgullo deportivo: el segundo recibió un premio de 4000 euros, mientras que el tercero embolsó 2500.

Mirá el video del Maratón de Hannover:

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!