Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

La pesadilla de Mary Cain: acusa a Nike por arruinar su carrera y denuncia abusos

Foto:Mary Cain y su calvario

Estaba destinada a ser una de las grandes atletas mundiales; con apenas 16 años, Mary Cain era un fenómeno del mediofondo ya con varios récords en su haber. Enseguida, Nike, por medio de su entrenador estrella, Alberto Salazar, la llamó para que formara parte del Oregon Project, el programa de la marca estadounidense que buscaba la excelencia deportiva, el máximo nivel atlético.

“Me metí porque quería ser la mejor atleta del mundo, pero en vez de eso recibí abusos físicos y psicológicos por un sistema diseñado a destruir el cuerpo de las niñas”, confesó Mary Cain en un video publicado en el New York Times.

“Flaca, y más flaca, y más flaca”

Después de vivir una pesadilla, según ella misma cuenta, abandonó en 2015 el centro de entrenamiento de Nike. Nadie lo notó, ya que lo hizo después de su peor temporada y, mientras tanto, Salazar entrenaba con buenos resultados a atletas como Mo Farah, por citar uno de sus pesos pesados.

“El equipo masculino de entrenadores estaba convencido de que para que me fuera mejor tenía que estar más flaca, y más flaca, y más flaca”, dice, en un tono desesperador a la cámara. Salazar estaba obsesionado con que Cain se mantuviera siempre en los 51 kilos. La pesaba al frente de sus compañeros y si no había bajado de peso, la humillaba.

Mary Cain, en acción.
Mary Cain, en acción.

Mary Cain, atrapada y sola

Ese sistema tan opresivo, creado “por y para hombres” le provocó a Mary Cain una angustia tan profunda que, según ella misma confesó, estuvo a punto de quitarse la vida. “Me sentía sola, asustada, atrapada. Empecé a tener pensamientos suicidas”, contó.

Después de perder una carrera en 2015 le confesó a Salazar sus peores pensamientos, le dijo que estaba cortándose con navajas y el entrenador simplemente la mandó a la cama. “Ese fue el click que me hizo entender el sistema enfermo en el que estaba metida”, explica en el video. Al día siguiente, abandonó el proyecto y volvió a su casa, en Nueva York.

“Se necesitan más mujeres en el poder. Me pregunto qué hubiese sido de mí si hubiese habido una psicóloga, una nutricionista o incluso una entrenadora en el programa”, dice Mary Cain al Times, a la vez que espera que el proyecto no regreso con otro nombre.

Ver más

Mo Farah deja a Alberto Salazar, pero asegura que no es por el escándalo de doping

Condenaron por abuso sexual a un entrenador neuquino

Atleta estadounidense secuestrada y asesinado por su ex novio

excluir cat: nao, desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!