Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Perseguida, secuestrada y asesinada cuando salió a correr

Foto:Mollie Tibbetts, una víctima que sólo salió a correr

Días atrás, la policía de Iowa, en los Estados Unidos, encontró el cuerpo de Mollie Tibbetts, una joven corredora que estaba desaparecida desde el 18 de julio. 

Mollie salió para hacer un entrenamiento nocturno de los que acostumbraba realizar, cuando uno de los mayores miedos de los corredores –especialmente, de las mujeres– se tornó realidad: fue perseguida y atacada mientras corría. 

Caso Mollie Tibbetts: un sospechoso identificado

El mexicano Christian Bahena Rivera pasó a ser el principal sospechoso del homicidio, ya que fue visto en un video de vigilancia que un vecino le entregó a la policía. 

Los investigadores dicen que en la grabación puede verse a Rivera siguiendo a la joven mientras ella corría. 

El propio Christian le confirmó a la policía que efectivamente siguió y secuestró a la joven, pero que no recuerda nada de aquello. 

Christian Bahena Rivera, principal sospechoso.

También se descubrió que está de forma ilegal en los Estados Unidos y que usaba un nombre falso para trabajar en la cosecha agrícola de la región.

Equipos del FBI fueron a la hacienda donde el mexicano vivía y encontraron a Mollie Tibbetts apuñalada y con varias contusiones.

La médica legista del estado dijo que la muerte fue considerada homicidio; más detalles serán brindados en las próximas horas. 

 

Yarrabee Farms, la empresa que le daba empleo al inmigrante, se manifestó diciendo que no tenían ni idea de que el empleado estaba de forma ilegal en los Estados Unidos. 

La búsqueda por Mollie terminó de la peor manera
La búsqueda por Mollie terminó de la peor manera

Rivera les dio un nombre falso cuando fue contratado e investigado. El mexicano trabajó en la hacienda durante cuatro años y “era un empleado con buena disposición”, dijeron desde la empresa. Rivera está preso y espera por su juicio.

#MilesforMollie

La conmoción por la muerte de la joven corredora se expandió por los Estados Unidos, al igual que los homenajes a lo largo de la semana. 

Grupos de corredores, especialmente los compuestos por mujeres usaron (y usan) el hashtag #MilesforMollie para dedicar sus kilómetros (o millas, para el caso) a Mollie y no “agachar la cabeza” frente al problema. 

La usuaria de Twitter, Kate Somerville, fue una de las primeras personas que escribió usando ese hashtag. 

“Como corredora, la muerte de #mollietibbetts me duele en el corazón. Hoy corrí un poco más rápido y un poco más atenta. Voy a correr más atenta, pero no voy a permitir que el miedo y la violencia me quiten esta pasión que tengo”. 

 

Ver más

Correr siendo mujer: Enfrentar el acoso

Correr con armas de fuego

Denuncian a un triatleta por acoso

 

excluir cat: nao, desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!