Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

La influencia real del peso de las zapatillas de running en tu rendimiento

En el afán por mejorar sus tiempos, los corredores suelen buscar ventajas hasta en el más mínimo detalle: se pueden acortar preciosos segundos siendo inteligente durante el recorrido de una carrera (tomar algunas curvas un poco más cerradas o abiertas modifica la distancia total y, por consiguiente, el tiempo final); mejorar la dieta agrega posibilidades de rendir mejor; lógicamente, el entrenamiento tiene mucho que ver con la performance; pero lo que lleves puesto en los pies también influye, y más de lo que pensás.

En este caso puntual hablaremos específicamente del peso de la zapatilla, pero no sólo el que se mide en una balanza, sino el que nos hará sentir más o menos cansados a lo largo de un entrenamiento o una carrera.

El peso de las zapatillas: una investigación reveladora

Meses atrás, un grupo de investigadores de la Universidad de Boulder, Colorado, en Estados Unidos, determinó algo que suena completamente lógico: a mayor peso de las zapatillas, se requiere un mayor esfuerzo para trasladarse y eso da como resultado la pérdida de velocidad y, por consiguiente, una dificultad extra para progresar y superar tus marcas.

Lo llamativo del estudio es que demostró variaciones en las velocidades incluso con diferencias muy menores en el peso del calzado.

Para el trabajo, 18 corredores se ofrecieron como voluntarios; se les repartieron tres pares de calzados similares, aunque a algunos se les agregaron pequeñas cargas que los hacían 100 o 300 gramos más pesados (sin que los corredores supieran).

Todos corrieron con cada par, mientras se les analizaba el nivel de consumo de oxígeno y producción de dióxido de carbono.

Por cada 100 gramos adicionales de peso en el calzado, los corredores fueron un 1% más lentos en carreras de tres mil metros, realizando un esfuerzo mayor.

Estas diferencias mínimas marcan diferencias, sobre todo, entre los atletas de elite, pero también influye para los corredores del “día a día” que quieren bajar sus tiempos. Es decir que una zapatilla ligera puede ser el complemento perfecto para las dietas, los entrenamientos y las estrategias de carrera.

Transpirabilidad, otra clave a tener en cuenta

Otro de los puntos que pueden dejar a un atleta fuera de competencia y, sobre todo, otorgar una sensación de cansancio mayor por irritabilidad es la transpirabilidad del calzado. Una zapatilla mojada por ser demasiado permeable aumentará su peso, reduciendo nuestras posibilidades de mejorar los tiempos por lo explicado párrafos arriba.

Por efecto del sudor del propio pie y aquel que baja por nuestro cuerpo hasta las piernas, es necesario el material adecuado para recubrir la zapatilla. Éste debe ser capaz de transpirar (o respirar) de una forma adecuada para mantener el pie lo más seco posible. Especialmente, si vamos a usar el modelo en entrenamientos de largas sesiones.

 

Floatride ULTK, una zapatilla ligera y cómoda

 Si te interesó el artículo, te sugerimos que pruebes las Floatride ULTK de Reebok, uno de los últimos ingresos en el mercado, que brindan al corredor la ligereza, el confort, la amortiguación y la abrasión ideal para los pies durante el entrenamiento intenso.

Podés encontrar el modelo vía web en www.reebok.com.ar/running. Si preferís ver, tocar y probar, encontrarás las Floatride ULTK en los locales Reebok Unicenter, Florida y Mendoza; también están disponibles en las tiendas de deportes Just For Sport.

Para mayor información de productos Reebok, visita www.reebok.com.ar o seguí sus redes sociales: Facebook.com/Reebok, Twitter @ReebokArgentina e Instagram @Reebokargentina  y en youtube.com/reeboklatam

 

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!