Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

El deporte argentino, con menor presupuesto para 2018

Es momento de balances y de proponerse objetivos para el año que viene. Sucede a nivel individual, hogareño y también a gran escala. Acaba de aprobarse en Argentina el Presupuesto 2018. Ernesto Rodríguez (@EPHECTO en Twitter), uno de los periodistas más atentos al modo de manejarse de los entes gubernamentales relacionados con el deporte, en especial cuando se trata de actividades amateurs, observó que la suma que se destinará a la Secretaría de Deportes de la Nación será menor que la que tuvo a disposición este año (y que ya había sido menor a la de 2016).

En 2018, en total, la Secretaría a cargo de Carlos Javier Mac Allister recibirá $1.098, contra los $1.408 que tuvo a disposición en estos últimos 12 meses. Es una rebaja del 22%, a la que habría que sumarle el cálculo inflacionario que implica que ese dinero alcance para aún menos proyectos.

Hay que señalar, además, que la Secretaría subejecutó en los últimos dos años el presupuesto que tenía asignado, especialmente en lo que concierne a deporte de elite y becas (hubo incluso una polémica a comienzos de año al respecto), lo que “justifica” de algún modo que le asignen montos inferiores cada vez.

 

Ver más

El olimpismo argentino en alerta: La situación del ENARD

San Silvestre: De París a San Pablo y luego al mundo entero

Running Pass: cuanto más corrés, menos pagás

 

Un aspecto llamativo es que, luego de la reforma tributaria que impulsó el gobierno, el ENARD sufrió modificaciones en su modo de financiamiento: dejó de ser un ente autárquico que recibía el impuesto del 1% que se cobra a usuarios de teléfonos celulares y recibirá fondos directamente del Poder Ejecutivo. Aún así, la Secretaría, que podría ser el ente desde donde partieran esos fondos (no queda claro de dónde saldrán), recibirá menos dinero.

Para completar el panorama, aunque algunos diputados propusieron que los fondos del ENARD se ajustaran por inflación, finalmente se aprobó que vayan de acuerdo al índice de gastos primarios. Este último indicador suele crecer menos que la inflación (el propio gobierno proyecta eso), por lo que en cuanto a valor real del dinero el ENARD cada año tendrá menos a disposición.

Puede suponerse, por todo lo anterior, que la gestión Mac Allister lleva adelante una administración austera. Sin embargo, como se detalla en el sitio Olímpicos Argentinos, en estos dos años al mando de la Secretaría no se diferenció de vicios adquiridos por buena parte de la administración pública: la entrega de subsidios fue arbitraria y llamativa.

El año que viene se disputarán en Buenos Aires los Juegos Olímpicos de la Juventud, cuyo presupuesto sí crece permanentemente. Quedará por verse de qué manera afectará toda esta situación al deporte nacional.

excluir cat: nao, desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!