Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Corriendo un día de semana por el centro de Buenos Aires con las Pureboost GO

Foto:Las Pureboost Go en el centro porteño.

Mediodía de un día de semana cualquiera. En verdad, es miércoles y el Centro porteño es un hervidero de personas que van y vienen, apuradas como queriéndole arañar unos minutos al reloj que los apresura aún más.

El tiempo, cómo negarlo, aprieta y, en Buenos Aires, da la sensación de hacerlo aún más. Las peatonales Florida y Lavalle son una síntesis perfecta.

El cruce se hace aún más frenético con personas que se esquivan con una perfección que pareciera estudiada. Más allá, apenas a unas cuadras, marchas y calles cortadas asfixian la circulación vehicular.

En Florida al 500, el local de adidas cambia su atmósfera por el lanzamiento en la Argentina de las nuevas Pureboost GO.

Pureboost GO: las dueñas de la calle

El nuevo calzado con el que la marca de origen alemán busca brindarle a todos los corredores una opción para apropiarse de las calles de cualquier cuidad para sentirla igual al campo de juego de todo deportista.

Comandados por la actriz y conductora Mica Vázquez y el conductor Nico Occhiato, capitanes de Adidas Runners, un grupo de corredores amateurs se calzó las Pureboost GO para recorrer las calles de Buenos Aires en un running tour de poco más de 5km.

Como Lola Morán, la actriz que encontró en el running  un refugio de contención y superación. El ritmo de la corrida poco importaba. La consigna fue muy sencilla: probar un calzado que busca ser inclusivo, desde personas que corren un par de kilómetros hasta aquellos más avezados que ya pasaron por distancias largas, para romper con la monotonía de la Ciudad de la furia. ¡Y vaya que se logró!

 

Las Adidas Pureboost GO, en su máxima expresión (divulgación)
Las Adidas Pureboost GO, en su máxima expresión (divulgación)

 

Uno, dos, tres… a correr con las Pureboost GO

Propios, pero sobre todo los extraños, les abrían el paso a los corredores que tomaron la calle Florida rumbo a plaza San Martín, en Retiro.

Desde allí, en la primera parada en una de las plazas más antiguas de la Ciudad (1862), se podía observar lo que fue una construcción imponente en la década de 1930: el Edificio Kavanagh, que habría sido construido, según la mitología porteña, para vengar un amor prohibido. El de Corina Kavanagh y uno de los hijos de los Anchorena, cuya relación no contaba con la aprobación de la familia patricia (los Anchorena, claro).

Allí, Mica Vázquez, que el año pasado se recibió de maratonista en Berlín (se corre este domingo 16 de septiembre), dijo: “Preparar un 42k fue un proceso tan largo como hermoso. Con adidas Runners queremos que la gente empatice con nosotros y que se den cuenta que cualquiera puede correr. No se trata sólo de entrenar duro sino de dar un espacio social. No buscamos sólo el cambio de vida a nivel físico o a nivel salud, sino también buscamos que las personas se conozcan más, que se diviertan. En resumen, pasarla bien para que correr sea un estilo de vida para romper con el estrés”.

La Ciudad a tus pies

Minutos después, una escueta parada en el Teatro Colón sirvió para recordar su historia e importancia. La tercera estación fue en la Plaza de la República, en la intersección de las avenidas 9 de Julio y Corrientes, donde el Obelisco de Buenos Aires obliga a detenerse para apreciarlo.

Pasar por allí, de la manera que sea, es una invitación gratuita para contemplar el epicentro de tantísimos festejos futboleros.

“Vinimos a probar las Pureboost GO por el centro. Es raro pero súper divertido correr por acá a esta hora. Mientras la gran mayoría de las personas están trabajando, nosotros estamos acá disfrutando. Es re importante darse cuenta de eso y aprovecharlo. Para mí, cada corrida es un espacio nuevo para olvidarme de las obligaciones y los compromisos”, detalló Lola Morán.

Y agregó: “Estoy preparando para correr 35km de trail en Jujuy. Pero mi objetivo es correr 125km en el Maratón Des Sables en Perú. Arranqué a correr porque estaba muy triste, me ayudó a superar metas y ahora no me imagino sin correr”.

El recorrido tomó por Diagonal Norte hasta Plaza de Mayo, donde un grupo de camarógrafos retrataban y grababan a los runners que pasaban a los transeúntes.

Al ritmo de tus pies

A unos metros estaba la instagramer Florencia Fernández, cocinera desde que tiene uso de razón, que también se sumó a la corrida urbana para contar que corre hace poco más de un año “porque tenía ganas de conectarme –enfatizó– con algo nuevo, quería sentir qué  sentían los runners al correr y no me arrepiento”.

A ella, el running la ayudó a recuperar una mejor forma física y ahora se está preparando para correr una carrera de 15km. “Me encontré con algo esencial: el running me libera, me desconecta y me ayuda a afrontar mejor el día. Me sirve para bajar el estrés”, detalló, antes de hacer el enésimo click con su celular.

Esta vez, el Cabildo. Antes había sido el turno de la Catedral. Como ella, los celulares también fueron protagonistas de una actividad en la que no se buscó correr a toda velocidad sino recorrer las calles de una Ciudad que nunca dejó de estar en plena ebullición. 

VIDEO Así fue nuestro running Tour por el microcentro

excluir cat: nao, desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!