Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

San Silvestre: De París a San Pablo y luego al mundo entero

En esta época del año, muchos tienen vacaciones del trabajo, para todos finalizan la mayoría de campeonatos deportivos que seguimos por tele o yendo a la cancha, los programas de televisión entran en receso (o ese refrito poco serio que es el resumen de “lo mejor del año”). En definitiva, la vida social entera entra en un stand by que comienza a sacudirse la modorra poco a poco, para entrar en ritmo habitual a mediados de febrero o en marzo.

Lo que no se deja de hacer nunca es correr, ya que hasta el último día del año hay un evento que convoca a corredores en todas partes del mundo y es la tradicional carrera de San Silvestre. El nombre es poco original y nada marketinero, pero funcionó y se mantuvo en todos lados. Fue tomado del santoral católico del 31 de diciembre (aquella guía con la que muchos decidían el nombre de sus hijos de acuerdo al día en que nacían y tan recordada por las abuelas).

El origen de esta carrera se sitúa en París. Allí se corría una carrera por las calles de la ciudad, iluminada por antorchas que los propios corredores llevaban en sus manos. En la Nochevieja de 1923 o 1924 (el año varía según quién cuente la historia, aunque no es del todo relevante), el periodista portugués Cásper Líbero se encontraba en la capital francesa y, luego de observar la carrera, decidió llevar la idea a San Pablo, donde vivía. En 1925, entonces, se corrió oficialmente la primera edición mundial de una carrera de San Silvestre, que comenzó en la noche del 31 de diciembre de ese año y terminó ya comenzado el 1 de enero de 1926.

 

Ver más

La clásica San Silvestre cierra el año runner en Buenos Aires

Los 10 consejos de Kilian Jornet para tu entrenamiento

¿Por qué corremos más en las carreras que en los entrenamientos?

 

La costumbre de atravesar el pasaje de año a año corriendo se sostuvo desde entonces, y fue extendiéndose a otros lugares del mundo. Volvió a Europa, donde hoy se corre la más popular de todas estas carreras: La San Silvestre Vallecana, en Madrid, congrega cada fin de año a alrededor de 40 mil personas.

En Argentina comenzó a correrse la San Silvestre en 2010, y este año se llega a la octava edición. Las distancias en todo el mundo varían de acuerdo al organizador: en Buenos Aires son ocho kilómetros, pero en otras ciudades se corre una media maratón. Aquí, en principio se corrió a la tarde, pero para no complicar de más los planes nocturnos de la ciudad (y ante el sofocante calor que suele hacer en esa fecha), la prueba se trasladó a la mañana.

 

San Silvestre, un “fenómeno” global

Se dice que hay aproximadamente 200 ciudades en el mundo que disputan una San Silvestre cada fin de año.

En Río Cuarto, provincia de Córdoba, hay una carrera que no lleva el nombre de San Silvestre, pero que hace 40 años se corre con el espíritu de la original. La Corrida de los dos años inicia el 31 de diciembre y termina al día siguiente.

 

excluir cat: nao, desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!