Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Sexo antes de correr: ¿Ayuda o perjudica?

Foto:Foto: Shutterstock

En abril de 2014, Brooks Running, la empresa estadounidense de artículos deportivos, hizo una encuesta con mil clientes (hombres y mujeres) para cuestionar si el sexo antes de correr tenía alguna incidencia en el rendimiento. El 48% de los consultados aseguró que tener relaciones antes de correr mejoraba su rendimiento. Ese sondeo, sin embargo, tenía como único sustento una percepción de los atletas y no un apoyo científico. Mitos y creencias de lado: ¿El sexo ayuda o perjudica?

La idea de que el sexo interfiere de forma negativa en la práctica deportiva es antiguo. Cuando el deporte profesional aún no se había transformado por elementos científicos y tecnológicos, el imaginario popular daba por cierto que, si un atleta tenía sexo, disminuía el nivel de testosterona en su cuerpo, gastaría muchas calorías y estaría demasiado relajado. La testosterona elevada sería responsable por provocar una mayor agresividad, mejorando el desempeño del atleta. Entre los años 60′ y 70′, Muhammad Ali entraba en un “ayuno” sexual semanas antes de sus peleas. 

A diferencia de lo que se pregonaba en el pasado, la ciencia asegura que el sexo horas antes de una carrera no genera caída de los niveles de testosterona y no acarrea un desgaste físico significativo. Según Gustavo Barquilha, preparados físico de Integral Médica y máster en ciencias del movimiento humano, 60 minutos de sexo queman, en promedio, 250 calorías. Ese número puede subir de acuerdo a la intensidad del acto, lo que también generaría un desgaste mayor. 

 

Ver más

4 cosas que no tenés que hacer al correr con frío

4 cosas que no tenés que hacer después de correr

Despacito: Correr lento puede ayudarte a correr mejor

 

Es la intensidad de algunas relaciones lo que les quita el sueño a los atletas -y, sobre todo, a quienes deben “vigilar” a esos deportistas profesionales. Durante el Mundial de 2014, Luiz Felipe Scolari, por entonces técnico de la selección brasileña de fútbol, liberó a sus jugadores para tener sexo antes de los partidos, con la condición de que lo hicieran “de forma equilibrada, sin malabarismos”. 

Carlos Bilardo, por citar un ejemplo en Argentina, tenía otra teoría. “Si juegan el domingo, los atletas no deben tener sexo después del viernes previo al partido, porque se quedan sin piernas”, decía el DT que fue campeón con la selección albiceleste en el Mundial de México 1986. 

“No hay ninguna interferencia del punto de vista del gasto de energía o de desgaste físico. Un acto sexual que consume 100 calorías equivale a un calentamiento. Algunos estudios comprueban que hay una influencia positiva en la disposición física. El individuo está más dispuesto, más concentrado. Existen indicios del beneficio del sexo en la actividad deportiva. El acto sexual no altera los niveles de testosterona. Lo que puede existir es una alteración de química cerebral”, explicó el fisiólogo Toribio Leite de Barros, que trabajó durante 25 años en el San Pablo, de Brasil.

Por su parte, Barquilha agrega que existe una relajación natural después del acto sexual, con la liberación de opioides y serotonina. El período puede variar entre, aproximadamente, 30 minutos para un joven y poco más de una hora para una persona mayor. Pero, en caso de que exista un intervalo razonable entre sexo y ejercicio físico, no habrá ninguna interferencia negativa. 

El sexo antes de correr sólo dificulta cuando existen otros componentes en juego. “El desgaste sucede cuando el acto sexual está asociado al consumo de bebidas alcohólicas o a una noche sin dormir”, concluyó Leite. 

 

*Este artículo fue originalmente publicado en nuestro sitio ativo.com

excluir cat: nao, desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!