Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Usain Bolt y la carrera que nunca arranca

El Mundial de Atletismo de Londres del año pasado fue la última competencia oficial en la inigualable carrera de Usain Bolt.

Una medalla de bronce fue la cosecha del jamaiquino en ese torneo, escasa para lo que nos tuvo acostumbrados durante una década en la que barrió con el oro en mundiales y Juegos Olímpicos. Y en la que estableció los aún vigentes récords mundiales en 100 y 200 metros que le otorgaron la denominación de “hombre más rápido del mundo”.

 

Ver más

Usain Bolt convirtió sus primeros goles en Australia

Cumplió su sueño: Bolt debutó con su equipo y se comió un gol por lento

Final trunco: Bolt no jugará más con el Central Coast Mariners de Australia

 

Desde antes de que finalizara su camino en el atletismo profesional, Bolt comenzó a coquetear con la posibilidad de convertirse en futbolista. Mencionó su sueño de jugar alguna vez en el Manchester United inglés, equipo del que es hincha.

Este año encaró con decisión este objetivo de cambiar de deporte y tuvo chichoneos y acercamientos con el Borussia Dortmund alemán y con un club sudafricano.

La posibilidad más concreta de todas la tuvo en Australia, donde casi se convierte en refuerzo del Central Coast Mariners, pero el pase se cayó al final de la pretemporada, y después de haber jugado algunos partidos oficiales.

Las causas de esa llegada frustrada al fútbol fueron económicas, según el club, que aseguró que algunos sponsors que colaborarían con el asunto se cayeron. Esto confirma que, hasta ahora, los rumores de Bolt jugando al fútbol tienen más que ver con el marketing que con su nivel futbolístico, más bien limitado.

¿Y ahora?

En los últimos días surgieron un par de rumores acerca del próximo paso de Bolt en el fútbol (que, en realidad, sería el primero, aunque todas las idas y vueltas previas hacen parecer lo contrario).

Un medio de Turquía aseguró que el Sivasspor estaba interesado en contar con los servicios del “jugador”. Pero el presidente se apuró a negar todo, con poca elegancia: “No somos un club de atletismo”, soltó como una trompada, de acuerdo a Marca.

Lo que no se confirmó ni se negó es la posible incorporación de Bolt a Dorados de Culiacán, el club mexicano que dirige Diego Maradona. Hay quienes ven posible esta llegada porque creen que el club es propenso a sacudir el mercado de esta forma, como sucedió con la llegada de su DT (algo que, viendo los resultados del equipo, se confirmó que fue una acertada decisión deportiva y no una simple acción publicitaria).

Con el equipo disputando las finales para conseguir el ascenso, nadie se refirió a la conformación del plantel para el próximo año y mucho menos dieron indicios sobre la veracidad del interés en Bolt. Si llegara a conseguir el ascenso a primera división, y habiendo visto jugar al jamaiquino, luce complicado que se incorpore al equipo.

Habrá que ver cómo sigue esta novela, que ya lleva muchos capítulos. Por ahora, Bolt sí dio sus primeros pasos como empresario gastronómico con un restaurante que abrió en Inglaterra.

excluir cat: nao, desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!