Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Ex indigente y alcohólico, amputado, completó carrera de 90 kms en muletas

Foto:Xolani Luvuno, todo un ejemplo de superación

Seguramente ya oíste hablar de Comrades, la ultramaratón que se realiza en Sudáfrica a principios de junio. El domingo pasado, la muy exigente carrera fue el escenario de una increíble historia de superación protagonizada por el sudafricano Xolani Luvuno, de 33 años.

Al no poder usar su lámina para correr en la carrera, Luvuno, a quien le amputaron la pierna derecha en 2009 tras sufrir un cáncer, se vio obligado a hacer los 90 kilómetros apoyado en sus muletas.

Los problemas con las láminas llevaron a la organización a permitir que Luvuno tuviese algunas horas más para completar el desafío -el tiempo límite para los participantes es de 12 horas.

Más allá de las dificultades, el sudafricano, que largó antes que los otro competidores, consiguió cruzar la línea de llegada en 15h50m.

Xolani Luvuno, un ejemplo de superación

Superar obstáculos por medio del deporte es una de las especialidades de Luvuno. Años antes de pensar en ir para Comrades, la amputación de la pierna derecha lo condujo a un cuadro de alcoholismo. La dependencia química lo llevó a vivir en las calles de Pretoria, sobreviviendo de limosnas. 

Vivió “como un mendigo” hasta 2016, cuando un encuentro con el empresario Hans Venter lo salvó; Venter le ofreció ayuda y lo incentivó a participar de grupos de rehabilitación. Superado el alcoholismo, empezó a correr y enseguida se volvió “adicto” al running. 

Venter le regaló a Luvuno una lámina para correr, pieza esencial para que participase de las carreras. Sin embargo, semanas antes de Comrades, la lámina le provocó una herida. No fue por eso que el corredor renunció a su participación, ya que recurrió a las muletas para llegar a su objetivo. 

Nuevos objetivos

Emocionado con su hazaña, fue agasajado con una medalla especial, grabada con su nombre, diferente de las medallas que se le dan a otros atletas que completan la carrera dentro del tiempo límite de 12 horas. 

“Gracias a todos por el apoyo. Me siento impresionado con lo que vi por acá”, agradeció. 

Ahora, Luvuno tiene metas aún más ambiciosas: piensa en participar de los Juegos Paralímpicos de 2020, en Tokio, y disputar un Ironman. 

 

Ver más

¿Cómo es correr en el Polo norte?

Corrió maratones en 133 países después de vencer tres veces al cáncer

Rory Bosio: La campeona que no compite, juega

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!