Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Cómo influye tomar analgésicos en la vida del atleta

Es muy común entre los atletas de cualquier nivel que, cuando se presenta alguna lesión o alguna molestia, nos automedicamos y tomamos cualquier tipo de analgésicos que calmen un poco el dolor, la inflamación o cualquier cosa que nos lastime.

Aunque aparentemente estamos resolviendo un problema, en realidad estamos generando otro, que es un poco más complicado, pues este tipo de medicamentos hacen más lento el crecimiento muscular y reducen la fuerza.

Tomar analgésicos en dosis relativamente altas, durante el entrenamiento o después de una competencia, puede llevarnos a tener serios problemas, como insuficiencia renal, intestino irritado, aumento de estrés en nuestros músculos, una oxidación mucho mayor en los tejidos, recuperación mucho más lenta y, lo peor: puede ser causante de un paro cardíaco.

 

Analgésicos: regeneración y aumento muscular

La regeneración  y el aumento musculares es lo que la mayoría de los atletas persigue y lo que les cuesta más trabajo. Por ello, consideramos que esta información es muy útil para todo aquel que realice ejercicios de alto rendimiento.

El uso de antiinflamatorios, mejor conocidos como aines (antiinflamatorios no esteroides), que no necesitan receta, es muy peligroso y dañino para la salud de cualquier atleta. Es por ello que cada vez más los entrenadores prefieren recurrir a medicamentos controlados y prescribirlos si son realmente necesarios.

 

Ver más

Entendé el dolor muscular post entrenamiento

Estiramiento muscular: 7 tips básicos para no equivocarte

6 cosas que no tenés que hacer antes de correr

 

Es decir, cuando exista una lesión que sea lo suficientemente fuerte como para tomar un medicamento más allá de la rehabilitación o terapia indicada. En estos casos particulares, lo mejor será que se tome la dosis más baja, para evitar que se produzcan problemas de salud a futuro.

 

 

Analgésicos naturales

Para tranquilidad de todos, hay que recordar que existen remedios naturales que ayudan a regenerar los músculos sin necesidad de poner en riesgo nuestra salud. Por ejemplo: la ingesta de jugo de cereza durante y después de un entrenamiento fuerte te ayuda a que el ácido láctico no se acumule, y a que tus músculos se recuperen más rápido.

Además, así no perderás fuerza en los tejidos. Al contrario, contribuirás a la ganancia de la misma. Como este ejemplo podríamos nombrar otros tantos, que son naturales y no dañan tu cuerpo.

Hay cientos de compuestos activos y una gran cantidad de flavonoides y antioxidantes en diferentes frutas, como la remolacha, la zanahoria o los arándanos, entre otros.

Lo único que se debe tomar en cuenta para el consumo de estos jugos es la cantidad de azúcar que tiene cada una de las frutas. Cuidando esto, no tienes nada de qué preocuparte. Cualquiera de estos jugos nunca presentarán los mismos efectos secundarios potencialmente dañinos que los analgésicos.

 

Otras recetas

Lo más importante de estos remedios es que sean realmente naturales: que compres la fruta y hagas el jugo en casa. Si querés tener más recetas sobre este tipo de jugos, busca el libro Jugos que curan, de una de nuestras columnistas en México, Mariana Camarena, escrito junto con Sol Sigal.

Dale a tu cuerpo remedios naturales y evitá mayores complicaciones. Utilizá los medicamentos cuando sea realmente necesario y solamente si un médico te lo prescribe.

 

 

*Esta nota fue originalmente publicada en nuestro sitio Activo Deportes México

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!