Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

¿Correr ayuda a aprender idiomas?

A medida que las personas crecen hay cuestiones que se vuelven más complicadas de incorporar, y un idioma extranjero es una de ellas. No son muchas las personas que consiguen ganar fluidez en otra lengua en la adultez, y hacer ejercicio podría ser una buena herramienta para sortear ese obstáculo.

Una investigación reciente, publicada en PLOS ONE (la revista de Public Library Of Science, una de las más grandes del mundo en cantidad de publicaciones), sugiere que incorporar actividad física durante el período de aprendizaje podría colaborar a una mayor y mejor incorporación de los contenidos.

Para el estudio se analizaron 40 personas chinas, que encararon el proceso de aprendizaje del idioma inglés. La mitad de ellos lo hicieron de forma tradicional, sentados en un aula; y la otra mitad agregó sesiones de bici fija (20 minutos antes de la clase y otros 15 después de la misma).

 

Ver más

Hacer ejercicio mejora el desempeño sexual, según un estudio

Según estudios, el crossfit lesiona menos que el fútbol y el tenis

Cabeza de corredor: lo que nadie te va a contar sobre esta "psicopatía"

 

Con el correr de las semanas, las personas que realizaban actividad física durante el aprendizaje mostraban mejores resultados a la hora de reconocer palabras y distinguir frases con sentido de aquellas que no lo tenían.

Otro dato llamativo del estudio es que, luego de pasado un mes de las clases, se convocó a los participantes a un nuevo test del idioma. También allí los mejores resultados estuvieron del lado del grupo que se había ejercitado durante el proceso, ya que sus integrantes consiguieron fijar mejor lo aprendido.

Ya existía, antes de este estudio, evidencia de que el ejercicio libera neuroquímicos en el cerebro que potencian las conexiones entre neuronas, mejorando la plasticidad cerebral y aumentando las posibilidades de aprendizaje.

Sin embargo, con este estudio puntual, hay que hacer algunas aclaraciones: se realizó con estudiantes universitarios y una intensidad media de ejercicio, y faltarían mayores investigaciones para determinar si otro nivel de entrenamiento trae aparejadas mejoras similares en el proceso de aprendizaje o no.

¡Compartir por correo electrónico!