Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Lesiones: cuándo utilizar hielo o agua caliente

Después de una intensa sesión de ejercicios o de una pisada incorrecta,  los incómodos dolores comienzan a aparecer. Hay muchas indicaciones de cuál es la mejor actitud a tomar para evitar los problemas que te desvían del entrenamiento para las carreras de calle. Es preciso acertar en el tratamiento para que puedas seguir invirtiendo en el running.

Pero, qué es mejor: ¿Hielo o agua caliente?  En realidad, no se puede establecer una regla, ya que la biología y la fisiopatología de las lesiones se manifiestan con síntomas que deben ser evaluados caso por caso.

Sin embargo, algunas señales indican el camino a seguir en cada caso, ya que debés utilizar estos tratamientos en diferentes momentos. Hicimos una guía simple para cuando necesites utilizar una de las dos terapias:

Cuándo utilizar agua caliente (Calor)

Si te sentís incómodo en alguna zona de tu cuerpo durante un tiempo prolongado, la aplicación de calor antes de correr o hacer otro ejercicio puede ayudar a aflojar los músculos y relajar el área dolorida. Podés apostar por una bolsa de agua caliente o incluso una toalla empapada. Pero no uses esta estrategia mucho tiempo antes del entrenamiento.  Es muy recomendable que apliqués el calor entre los 5 y 10 minutos antes de correr.

Después de un tiempo lesionado, el calor también puede ser una manera de aliviar los síntomas de la afección. Pero antes de usar la técnica, se necesita un médico para evaluar la evolución de su lesión, ya que puede requerir la calcificación, cicatrización o incluso cirugía.

Podés seguir la siguiente lógica: para algunas estructuras vasculares (tales como tendones) debés recurrir al calor, para que la fase inflamatoria sea menor. Colocá la bolsa de agua caliente en la región durante unos 20 minutos. Pero no dejés que el agua se caliente demasiado para no quemar la piel.  La temperatura cálida (tibia) ya tiene efectos beneficiosos.

 

Ver más

Correr con frío: cuidado con la deshidratación

¿Dolor en la rodilla? ¡Tené cuidado!

¿Cuál es tu tipo de pisada?

 

Cuándo utilizar hielo (Frío)

El uso de hielo como se propone para el alivio del dolor terapéutico es conocido como crioterapia. Aunque se considera un antiinflamatorio natural, el hielo no siempre disminuye la respuesta inflamatoria, como se cree, pero reduce los síntomas y signos de la inflamación como el dolor, la hinchazón, el enrojecimiento y disminución de la función de la extremidad o articulación lesionada.

La indicación de su uso es principalmente en la fase inicial del tratamiento, para el control del dolor y el edema. Las formas de aplicación son variadas:  bolsas con hielo, bolsas de gel congelado (compresas), inmersión en agua con hielo, masaje con hielo, y los aerosoles de efecto frío. Todas ellas, utilizadas en ciclos de 15 a 20 minutos. La temperatura media es de entre 10 ° C y 15 ° C, respetando la tolerancia al frío.

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!