Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Entendé el dolor muscular post entrenamiento

Foto:dolor muscular post entrenamiento

Todo aquel que no está acostumbrado a correr sentirá algún tipo de dolor muscular después de entrenar, ya que la musculatura aún no estará adaptada a tal esfuerzo. La molestia puede sentirse también cada vez que haya una variación en el tipo o la intensidad del ejercicio. Sin embargo, existen tres tipo de dolores: los que se sienten enseguida, tras hacer la actividad, la que se manifiesta al día siguiente o el segundo día posterior y, también, la proveniente de una lesión. Te explicaremos todo sobre el dolor muscular post entrenamiento. 

Durante mucho tiempo, se creyó que el dolor muscular después de la actividad física más intensa era causada por la acumulación de ácido láctico. “Esta sustancia se acumula en los músculos y es metabolizada en pocas horas después de acabar la actividad. Por lo tanto, el ácido láctico se responsabiliza sólo por los dolores durante el ejercicio o apenas terminamos con la actividad”, explicó el ortopedista brasileño Fabiano Nunes Faría a nuestro sitio Ativo.com 

Según el mismo especialista, esta causa anterior pasó a ser interpretada como responsable por el famoso “dolor del día siguiente”, que, en realidad, es consecuencia de pequeñas lesiones naturales en los músculos, denominada Dolor Muscular Tardío (DOMS).

“El dolor muscular tardío es causado por microtraumas que provocan, inicialmente, un cuadro inflamatorio. Después de reparar el daño sufrido, los músculos se adaptan al estímulo del ejercicio y acaban tornándose más resistentes”, dijo Nunes Faría. 

Eso justifica el hecho de que las personas sientan una disminución del dolor a medida que evoluciona en sus entrenamientos. “Los músculos se van habituando al novo ritmo y van haciéndose más fuerte en respuesta a la reparación de los tejidos; además, el organismo promueve nuevos ajustes en otros sistemas, como el metabólico y el cardiovascular. Eso genera, entre otras cosas, un aumento del aporte sanguíneo local”, explicó el médico. 

 

Ver más

Joyciline Jepkosgei quebró el récord mundial de media maratón

De traje, hizo la Media de Nueva York en 1h11min

4 cosas que no tenés que hacer después de correr

 

A pesar de que muchos prefieren ignorar esas alertas y mantener su ritmo de entrenamiento, el ortopedista dice que, antes de volver a ponernos las zapatillas, es sumamente necesario desacelerar un poco y esperar hasta que la molestia pase del todo. “Lo ideal es llevar cabo actividades moderadas o entrenar otros grupos musculares”, dijo. Por ejemplo, si corriste y te levantaste al día siguiente con dolores en las piernas, limitate a caminar o ejercitar los miembros superiores. 

Además de estos cuadros de dolor, existe también aquel que puede ser el principio de una lesión más seria. Sin embargo, existe una diferencia entre ellos. Mientras el dolor muscular sentido al día siguiente permite ejecutar cualquier movimiento, aunque sea con dificultad, el dolor que se desprende de una lesión impide el movimiento de las zonas afectadas. “Normalmente, el pico del dolor de la adaptación sucede entre las 24 y las 48 horas, e irá disminuyendo progresivamente. Si el dolor persiste, puede tratarse de una lesión”, explicó Nunes.

 

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!