Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Entrenar a fin de año: cómo correr en verano sin cometer errores

Están los que aman el verano, la estación que se emparenta bastante con la actividad física y el cuidado de la salud. Están los que odian el verano, por las temperaturas altas y la humedad, que acaban siendo las villas de quien no se preparó para enfrentarlas. Entrenar a fin de año puede no ser de las tareas más sencillas. 

Esta época del año nos remite a algunas particularidades, como las fugas a la playa o el campo para desconectar, la vida social más agitada, el cuidado de la salud, las fiestas, las vacaciones, el descanso, la reflexión. 

Ese es uno de los momentos más favorables para cuidar de nuestra salud. Normalmente, sentimos menos ganas de comer golosinas, podemos aprovechar las actividades acuáticas al aire libre. 

Aprovechá este momento para tener una rutina de entrenamientos y corregir los malos hábitos alimenticios. Incentivá a los más chicos a practicar actividades deportivas, como andar de bici, jugar a la pelota con amigos, jugar en la pileta y otras, en vez de pasar horas frente a la compu o la tele. 

 

Entrenar a fin de año: no te desesperes

Tenemos todo el año para cuidar de nuestra salud por medio de la práctica regular de actividades físicas, del control de la alimentación, del equilibrio emocional. Pero, a partir del momento en que no tomamos esos recaudos, la decepción y la desesperación empiezan a molestar. En algunos casos es posible torcer la situación con dedicación y esfuerzo, pero en otros será necesaria una reformulación completa de los hábitos y de la rutina. 

 

Para entender mejor eso, podemos hacer una analogía con el ambiente escolar. En el colegio o la facultad, quien no se toma en serio las actividades y acumula todo para el final, corre riesgos de tener que recuperar. Muchas veces, se acaba reprobando. En ambas circunstancias, el estrés acaba imponiéndose. 

Para quienes fueron reprobados, recomiendo fuertemente que reflexionen sobre lo ocurrido. Establezcan nuevas metas y busquen ayuda de profesionales especializados (médicos, nutricionistas, profesores de educación física, psicólogos, etc), ya que ser reprobado sucesivamente puede tornarse irreversible.

 

Ver más

¿Es siempre recomendable el reposo absoluto después de una lesión?

Los errores nutricionales más comunes del día de la carrera

Recuperate más rápido: cómo alimentarse cuando estás lesionado

 

Por otro lado, aún hay tiempo para quienes tienen que recuperar. La recomendación para el grupo de los “perezosos” es no dejar la actividad física en segundo plano y tampoco descontrolarse con la alimentación.

En cambio, los “quilomberos” deben tener cuidado en no abusar de los entrenamientos para recuperarse bien, evitando así posibles sorpresas desagradables. 

 

Aquel que pasó de año sin grandes obstáculos, manteniéndose activo, siguiendo una dieta saludable y respetando las horas mínimas de descanso, puede aprovechar con moderación todo lo que la estación y las fiestas le ofrecen en vez de sufrir con las privaciones. Esa es una de las recompensas más deseadas por todos. 

Antes de salir como un loco corriendo, nadando o saltando, hágase un examen médico completo y busque un profesional capacitado para que te oriente: 

  • Beba bastante agua
  • Use protector solar
  • Use ropas livianas
  • Evite alimentos con grasa

Aprovechen bien el verano. Sin embargo, antes de pensar en perjudicar el cuerpo con el exceso de bebidas y las tentaciones calóricas de las fiestas, capten la buena energía de la estación, cuidando de la salud para comenzar un 2018 con la mente despejada y el cuerpo en forma. 

 

*Esta columna pertenece a Rodrigo Lobo, entrenador y corredor brasileño

¡Compartir por correo electrónico!