Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

¿Es buena opción entrenar en pareja?

Foto:Shutterstock

En alguna que otra ocasión da pereza levantarse, colocarse las zapatillas y salir a correr. Lo importante es mantener el foco y dejar el desánimo a un lado. En ese momento, está bueno apostar por el entrenamiento en dupla, una motivación más. Entrenar en pareja aparece como una opción…

¿Ya pensaste en llamar a un amigo/a para que corra con vos, o conseguiste levantar a tu pareja de ese sofá para hacer alguna actividad física juntos? Pensando en eso, listamos los pros y contras del entrenamiento en pareja.

Entrenar en pareja

Pros

Motivación

El hecho de tener un compañero de entrenamiento puede ser un incentivo para la práctica regular de actividades físicas. Al tener compañía, el entrenamiento se vuelve más agradable, teniendo a alguien para compartir e intercambiar información, lo que para muchas personas puede ser beneficioso.

Feedback

Entrenar con alguien también puede aumentar el rendimiento en el entrenamiento, pues el compañero puede ayudar y dar un feedback sobre la ejecución de los ejercicios, más aún si entrena o tiene información profesional.

Competitividad

Una competencia saludable entre una pareja de entrenamiento puede motivar mucho más. Normalmente, personas que entrenan juntas tienen condiciones y objetivos similares.

 

Ver más

¡Con dorsal y todo!: se casaron en medio de un maratón

Marido y mujer ganaron la Maratón de París

María Luz Tesuri: Una luchadora incansable

 

Contras

Horario

La organización de los horarios puede ser un factor complicado para el dúo, pues a veces no coinciden por diferentes factores. La opción es tener un compañero de entrenamiento que tenga la misma disponibilidad horaria para incentivar la hora del entrenamiento. No es difícil encontrarlo. 

Dependencia

El entrenamiento en dúo es una forma motivacional y no una relación de dependencia. Cuando los resultados comienzan a aparecer, ambos se vuelven más independientes y se interesan más en mantener el foco. Luego, cuando por algún imprevisto un integrante de la pareja no puede asistir, el otro debe conseguir seguir el programa de entrenamiento solo.

¡Compartir por correo electrónico!