Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

5 errores comunes de correr en la cinta

Foto:errores comunes de correr en la cinta

La falta de tiempo, los días de lluvia o la pereza de entrenar en la calle son algunos de los motivos que llevan al corredor a entrenarse en la cinta. A pesar de las facilidades de correr en la máquina, muchos atletas cometen pequeños deslices que pueden comprometer el desempeño y también provocar lesiones. Enumeramos aquí los errores comunes de correr en la cinta. 

¿Vas entrenar bajo techo? 5 errores comunes de correr en la cinta

1. Apoyarse en las barras

El objetivo principal de entrenar en la cinta es simular caminatas y carreras al aire libre. Por eso mismo, no vas a tener ninguna barrera a la cual aferrarte en una competencia, ¿cierto? Esa “trampita” sólo se les pemite a los principiantes, que aún no están muy seguros en la máquina. “Apoyarse en las barras puede ser un gran error, pues el uso constante de esta “muleta” puede acarrear cambios drásticos en la mecánica de corrida”, explicó el entrenador Euclides. Según él, esas alteraciones pueden causar compensaciones posturales del cuerpo y, por ello, la posibilidad de tornar el running más complicado de lo que es. 

2. Correr saltando

Algunos cambios en la mecánica de carrera suceden dependiendo de la velocidad de la cinta. Por no precisar impulsar el cuerpo hacia adelante, la tendencia es que el corredor salte mientras corre. “Esa es una tendencia para quien corre en la cinta. Esos ‘saltitos’ pueden resultar en un mayor impacto para las articulaciones del tobillo, la rodilla y la cadera”, dijo el entrenador. 

 

3. Salir volando de la cinta

¿Quién nunca hizo o vio alguien haciendo aquel entrenamiento de pasadas intercalando aceleraciones cortas con intervalos pasivos (cuando te quedás sobre la cinta con los pies sobre los bordes no deslizantes)? “Cuando retomás la zancada apoyando manos en las barras del aparato, el cuerpo retoma la carrera en la misma velocidad en la que terminó la pasada, obligando a una aceleración en un tiempo muy corto. Esa acción puede exponer el cuerpo a una aceleración brusca, que puede acarrear lesiones”, dijo el entrenador. En este caso, lo correcto sería parar la cinta o disminuir la velocidad para una caminata leve y retomar la aceleración gradualmente. 

4. No hacer calentamiento

Es importante calentar los músculos antes de empezar el entrenamiento principal. “No es necesario un calentamiento larguísimo, pero algunos ejercicios de movilidad son importantes principalmente cuando el entrenamiento del día es de mayor intensidad”, sugirió el entrenador. 

5. Falta de atención

Este es el error más común cuando se entrena en la cinta. “La desatención hace que el corredor gire el cuello algunas veces mientras corre, para mirar alguna cosa que pasa en el gym, ver la tele o conversar con alguien. Ese movimiento no es aconsejado porque puede interferir en la postura y nuevamente caerás en riesgo de lesiones”, afirmó el profesional. Por eso, mantené el cuello lo más alineado posible mientras te ejercitás. 

 

Ver más

¡Basta! La cinta no muerde

¿Correr en la cinta te parece una tortura? No estás tan errado...

Correr en la cinta o al aire libre: ¿Qué es mejor para perder peso?

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!