Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Ejercicios caseros para combatir la fascitis plantar

Foto:La fascitis plantar, una lesión propia de atletas

La fascitis plantar es una irritación e hinchazón del tejido grueso en la planta o parte inferior del pie. La fascia plantar es una banda de tejido -muy parecida a un tendón- ubicada debajo del pie.

Actúa como una banda de caucho uniendo el talón con la base de los dedos, para formar el arco del pie uniendo ambos extremos. En otras palabras, es esa banda que recorre la planta de nuestro pie. Cuando corrés, esta zona suele inflamarse y con la acumulación de kilómetros pueden aparecer lesiones; sobretodo, si entrenás siempre sobre superficies duras como el asfalto.

Entonces, si sufrís fascitis plantar, además de realizar la recuperación indicada con un kinesiólogo, podés agregar estos trabajos caseros que te ayudarán a reducir la inflamación.

  • Estiramiento de la fascia: apoyá los dedos de los pies contra la pared y suavemente hacé fuerza hacia adelante. Mantené esta posición durante unos 10 segundos. Repetí tres o cuatro veces al día.
    .
  • Poné debajo de tu pie una botella de agua congelada y luego movela hacia adelante y hacia atrás, haciendo presión especialmente en el arco del pie. Allí es donde se encuentra la fascia plantar. Este masaje ayudará en la recuperación de tus pies y además podés hacerlo mientras mirás la tele o estás en la computadora. No te llevará más de 10 a 15 minutos por sesión. Tomalo como hábito, cuantos días a la semana puedas y notarás resultados positivos.
    :
  • Congelá una pelotita de golf  y luego hacela rodar debajo del pie hacia atrás y hacia adelante. Presioná un poco más en la parte media del pie y el arco. Estas bolas también se consiguen en tiendas específicas de deportes o recuperación muscular. 

Otros consejos anti fascitis plantar:

  1. Reposo: evitá correr y otras actividades que podrían empeorar el dolor.
    :
  2. Hielo: aplicá hielo en el talón y el arco del pie por 15 a 20 minutos, 4 veces al día hasta aliviar el dolor. Envolvé el hielo en una toalla en vez de aplicarlo directamente sobre la piel.
    :
  3. Consulta médica: consultá con un especialista para que defina el grado de la lesión, cómo debe ser la recuperación y cuándo podrás volver a tus entrenamientos.

 

Ver más

Pie plano adquirido: entendé de qué se trata

Consejos para evitar dolores post competitivos

Lesiones: cuándo utilizar hielo o agua caliente

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!