Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Mareos al correr: ¿cuáles son sus causas?

Si bien solemos decir que “correr nos da placer”, esto a veces no es tan así. Ocurre que, especialmente los entrenamientos demasiado intensos y/o de larga duración, pueden conducir a un alto consumo de energía, lo que resulta en síntomas como mareos, sensación de desmayo y visión borrosa. Esto pasa porque el ejercicio intenso o prolongado conduce a un elevado consumo de glucosa, y a su vez aumenta la pérdida de agua y electrolitos (sales minerales que intervienen en la contracción muscular). Estas pérdidas hacen que aparezcan distintos síntomas como mareos o sensación de falta de energía. 

Por otro lado, cuando el cuerpo no descansa lo suficiente no puede reconstruir las fibras musculares. Esto provoca una caída en el rendimiento y facilita la aparición de lesiones.

 

Ver más

¿Hacia dónde debemos mirar cuando corremos?

¿A qué edad mis hijos pueden practicar running?

Programa de 8 semanas para comenzar a correr

 

Más vale prevenir

Lo mejor que podemos hacer ante esto es anticiparnos a estas desagradables sensaciones. Para evitar este mal momento hay que mantenerse hidratados y consumir geles energéticos cuando el entrenamiento dura más de una hora, ya que en promedio las reservas de gulcosa en nuestro organismo se mantienen durante ese tiempo. Además, es importante consumir regularmente hidratos de carbono de absorción lenta antes del entrenamiento, para tener energía extra.

La falta de entrenamiento también puede generar un agotamiento extremo sobre todo si el corredor se enfrenta a competencia que no preparó. No obstante, si los mareos o la falta de energía aparecen con frecuencia hay que prensar atención en la forma de hidratación, la alimentación y evaluar si el atleta está sobreentrenado. Por eso, ante estos casos no dudes en consultar a un médico especialista.

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!