Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Pastillas para bajar de peso: cuáles son, beneficios y riesgos

Foto:Todo sobre las pastillas para bajar de peso

Condenadas por algunos, recomendadas por otros, las pastillas para bajar de peso están continuamente en medio de la polémica. Al final, a pesar de que faciliten el proceso de adelgazamiento, están tan obsesionados en la búsqueda voraz del “cuerpo perfecto” y, en este sentido, el uso irresponsable y hasta ilegal no es extraño.

Para la endocrina María Edna de Melo, presidenta del Departamento de Obesidad de la Sociedad Brasileña de Endocrinología y Metabología, en la mayoría de las veces el medicamento para la pérdida de peso tiende a ser una ayuda.

El problema empieza cuando no es utilizado de forma adecuada o tiene origen las ventas sin receta médica, frecuentemente bajo la ilusión de “pastillas para adelgazar rápidamente”.

Además hay compuestos naturales y alimentos que se consideran ayudan a adelgazar y que cada vez con más fuerza ganan espacio en las despensas, pero cómo utilizarlos? Son totalmente inofensivos? Respondemos a esas y otras preguntas a renglón seguido.

Pastillas para bajar de peso: con receta

María Edna explica que los tipos de pastillas para bajar de peso prescritas por médicos con el objetivo de perder peso son redomendadas sólo para dos grupos de personas:

  • Los que tienen un índice de masa corporal (IMC) igual o mayor a 30;
  • Personas con IMC igual o mayor a 25 con la presencia de alguna enfermedad asociada a la obesidad, como la diabetes tipo 2.

“Al momento de escoger el tipo de pastilla para bajar de peso, deben considerarse la indicación y la necesidad del paciente y todavía evaluar las posibles contraindicaciones que el mismo pueda tener”, dice la médico.

Además de todo eso, es necesario considerar que, probablemente, el paciente usará el medicamente por un período de tiempo largo, ya que la obesidad es una enfermedad crónica progresiva.

“Contra el uso tan prolongado, las pastillas para bajar de peso necesita mostrarse con seguridad. Es decir, no puede presentar defectos colaterales que perjudiquen la rutina o que perjudiquen de alguna forma en el futuro”, comenta María Edna.

En este escenario, existen algunas opciones con diferentes pros y contras:

(En la medida de lo posible, nos referiremos a los medicamentos por su compuesto químico)

Sibutramina

La especialista explica que la sibutramina tiene acción en el sistema nervioso central, elevando la actividad de los neurotransmisores noradrenalina y serotonina. Esta alteración química aumenta la saciedad y, con ello, la persona tiene a comer menos.

El macanismo de este remedio para adelgazar, sin embargo, está contraindicado para pacientes con un elevado riesgo cardiovascular o antecedentes de enfermedades del corazón ya establecidas, porque la acción sobre neurotransmisores puede aumentar la frecuencia cardíaca o la presión arterial. Así, también está contraindicada para pacientes hipertensos.

Liraglutida

La liraglutida posee una acción semejante a la hormona intestinal GLP1. Esta pastilla para adelgazar posee efectos en el sistema nervioso central, llevando a la reducción del hambre. Además, tiene acción periférica que retrasa el vaciado del estómago, haciendo que la comida se quede un poco más de tiempo en el órgano, aumentando así la saciedad.

“Es una medicación con excelente perfil de seguridad, por ser la más moderna en el mercado para obesidad. El único inconveniente es el precio algo caro”, comenta la endocrina.

Fluoxetina

La especialista explica que la fluoxetina no está indicada para el tratamiento de la obesidad. En realidad, se trata de una droga que actúa sobre la hormona de la serotonina, relacionada a la sensación de bienestar, para tratar cuadros de depresión y ansiedad.

Siendo así, la fluoxetina no debe ser tomada específicamente para perder peso, bajo riesgo de, además de no causar el efecto deseado, generar efectos colaterales como diarrea, insomnio, fatiga y ansiedad.

Sertralina

Otra droga sin indicación espefífica para adelgazar, la sertralina se usa para trata depresión, ansiedad y otros tratornos de orden psicológico por medio de la modulación de la serotonina.

Entre los efectos adversos de su uso pueden encontrarse: insomnio, vahído, sequedad en la boca, fatiga, náuseas, entre otros.

Anfetaminas

Las anfetaminas son medicamentos catecolaminérgicos. Es decir: actúa por medio de sustancias llamadas catecolaminas, aumentando la acción del neurotransmisor noradrenalina,

Estas pastillas para adelgazar actúan reduciendo el hambre, pero también llega a receptores de la periferia del cuerpo, por lo que es posible que exista aumenta de la frecuencia cardiaca y de la presión arterial.

“Por ello, es para pacientes con perfiles de seguridad extremadamente evaluados, o sea, sin riesgo cardiovascular”, explica la médico.

El nombre anfetamina acabó volviéndose peyorativo con los años, principalmente por su uso como droga psicoestimulante. Es por eso que muchos especialistas, como María Edna, actualmente prefieren llamarla catecolaminérgico.

Orlistat

Se trata de un remedio para adelgazar con un perfil de seridad excelente, ya que prácticamente no es absorvido por el organismo, según la endocrina.

Su foco de actuación es directamente en el intestino, reduciendo cerca de un tercio la absorción de grasa (que tiene una cantidad calórica elevada) ingerida durante la alimentación. “Esta medida será eliminada en las heces, por lo que el efecto colateral más asociado al uso de orlistat es la diarrea o la pérdida espontánea de geces, de acuerdo con la cantidad de grasa consumida”, explica María Edna.

Es importante resaltar que esta fármaco no se trata de unas pastillas para perder barriga, ya que la grasa eliminada será solamente aquella ingerida en la alimentación.

El nutriólogo Roberto Navarro explica que existen contraindicaciones para personas con cuadros de inflamación en el intestino, diarreas crónicas y pancreatitis.

Además de todo ello, afirma que el uso prolongado sin orientación médica puede llevar a la mala absorción de vitaminas liposolubles (que son absorbidas por el intestino, junto con la grasa de los alimentos), como la vitamina A, E, K y D.

Bupropion

Bupropion es un antidepresivo que actúa en la regulación de la serotonina, siendo comunmente usado por quien quiere parar de fumar. A pesar de que su uso como medicamento para adelgazar se haya popularizado, no está indicado específicamente para tratar la obesidad.

María Edna explica que hay pérdida de peso si se usa conjuntamente con naltrexone.

Lorcaserina

“Actúa solamente a través de la serotonina, pero en un receptor específico localizado en el hipotálamo, región dond tiene lugar la regulación del hambre y la saciedad”, dice la especialista. Con esto, existe aumenta de la sacidad y, como consecuencia, menor ingesta de comida y pérdida de peso.

 

Ver más

Caminar para perder peso: consejos para adelgazar sin errores

Cómo adelgazar corriendo: paso a paso

Dieta cetogénica: cómo adelgazar sin pasar hambre

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!