Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

4 errores que debés evitar al volver a las carreras

Foto:Volver a las carreras sin cometer errores

Muchas veces utilizamos la falta de tiempo como una excusa para dejar los entrenamientos. Pero todo tiene un precio. Uno de ellos es volver a las carreras  y cometer errores básicos, como correr a un ritmo por encima de tus condiciones, comer alimentos pesados ​​y estresarte antes de las competencias.

Volver a las carreras: errores comunes

Empezar muy rápido

Comenzar a correr olvidando calentar antes es un error común de los que están fuera de forma, haciendo que los dolores y malestares aparezcan más rápido.

El propósito principal del calentamiento es reducir las posibilidades de lesión,  aumentando y aprovechando tus entrenamiento previo.

El calentamiento ajusta la demanda de sangre para las áreas más utilizadas en la actividad – las piernas en el caso del running.

Trotar con menor intensidad antes de largar también ayuda a la coordinación motora para el momento más exigente de la corrida.

Solución: Reducí la intensidad y el volumen de los entrenamientos en los días antes de la carrera. En los minutos previos a la competencia, realizá una correcta entrada en calor.

Puntadas laterales en el cuerpo

Sentir puntadas laterales en el cuerpo por lo general es una señal de fatiga.

Correr a altas intensidades requiere mayor demanda de todos nuestros músculos, no sólo de las piernas.

Los músculos intercostales, el diafragma, están trabajando para mantener la respiración adecuada a la exigencia de la carrera y cuando la intensidad es alta pueden tener algunas molestias.

La solución: correr la carrera de acuerdo al ritmo hecho en el entrenamiento, no sobrecargues a tu cuerpo.

Si duele, bajá el ritmo. Si los dolores siguen apareciendo, incluso a bajas intensidades, lo mejor es consultar a un médico para revisar el caso.

Alimentación antes del entrenamiento

Cuanto más grande es el desafío, más compleja será la reposición de líquidos y nutrientes. Si falta el “combustible” o ingerimos en exceso, el ritmo ciertamente caerá, incluso para los más experimentados.

En las carreras largas, de 42 km o más, se recomienda la sustitución de los hidratos de carbono, el agua y los minerales durante toda la carrera.

La solución: evitar los alimentos grasos y la fibra (retrasan la digestión y te hinchan). Los hidratos de carbono son ideales para distancias cortas y medias.

Para el caso de las largas distancias, no olvides sumar proteínas durante y luego del esfuerzo.

Estrés

La ansiedad pre-comptencia puede generar estrés. Hay que tener en cuenta que en la carrera no tenemos que hacer nada más allá de lo que ya hemos logrado en los entrenamientos.

El trabajo físico y psicológico previo deben ser bien planificados: entrenar el ritmo de la competencia, buscar autosuperarse (y no tratar de superar a alguien más), entender y sentir el placer de la actividad; son algunos puntos que ayudan mucho en la reducción del estrés cuando son bien trabajados.

La solución: preparar todo anticipadamente. Calcular el tiempo que tardarás en llegar al lugar de la carrera con al menos 1 hora de antelación. Recordar la estrategia para la carrera y relajarse.

Seguir el pronóstico del tiempo, e ir preparado para las condiciones climáticas.  Utilizar la experiencia de tus entrenamientos a tu favor y hacer una buena carrera.

Ver más

10 errores frecuentes de entrenamiento

¿Cortar los carbohidratos a la noche ayuda a adelgazar?

¿Qué comer cuando hace calor?

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!