Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Entrenar en diferentes terrenos: una decisión inteligente

Foto:entrenar en diferentes terrenos

Entrenarse es una rutina. Pero eso no significa que tengas que comportarte como esa persona gris, que todos los días hace todo igual, que siente como cada jornada es idéntica a la anterior y a la que vendrá. Entrenar en diferentes terrenos parece ser una opción. 

El profesor de educación física José Luis Marques, quien se dedica desde hace varios años a entrenar atletas de alto rendimiento, explica que los pies de los atletas, amateurs o profesionales, “memorizan” el terreno.

¿Qué significa eso? Inconscientemente, al recorrer siempre la misma superficie, el corredor toca el suelo invariablemente con la misma pisada, creando lo que la literatura técnica denomina de “estereotipo”. “Cuando ese corredor se aventure a cambiar de terreno (para correr una carrera, por ejemplo), correrá serios riesgos de lesionarse, por tener el ‘vicio’ de un único tipo de pisada”, advirtió el profesional.

 

Ver más

3 formas de añadir velocidad a tus entrenamientos

Cómo pasar de los 10K al medio maratón sin saltar etapas

Reebok presentó sus novedades para esta temporada

 

Despertar el cuerpo hacia las variantes es, entonces, altamente recomendable. Los pisos más blandos (pasto, arena) van a exigir del atleta una mayor fuerza. La reacción a la fuerza aplicada contra el suelo se dispersa en superficies menos compactas. El asfalto “retorna” la energía (el impulso) empleada contra el piso. Sin embargo, es ahí que las articulaciones reciben una especie de castigo.

Para reducir el volumen de kilometraje que agrede el cuerpo a ese nivel, es válido correr en césped siempre que sea posible. Buscar parques que tengan senderos de tierra y aprovechar eventuales escapadas hacia zonas rurales con el fin de realizar algunos de los entrenamientos es sumamente indicado.

No por nada los keniatas suelen correr en las montañas, en senderos de tierra seca. Y si los mejores del mundo eligen esa superficie para entrenarse, por algo será…

 

Arena
La arena es buena para fortalecer la musculatura, según cuenta Marques. Cuanto más fina sea, será mejor para los ejercicios educativos. “No recomiendo hacer entrenamientos de 15 kms en arena blanda. Eso va a castigar la cadera, la columna, todo”, advirtió el profesional.

Correr en la playa es interesante. Marques recomienda buscar siempre la parte de arena más dura, mojada por el agua de mar, tomando cuidado en la inclinación del terreno. “Si el cuerpo está desalineado, las articulaciones sufrirán una sobrecarga”, dijo el profesor, que cierra su magnífica sesión empleando nuevamente el concepto de “estereotipo”.

“El mismo principio se aplica a las zapatillas. Conviene ir usando dos pares, alternándolos. En el caso de que un corredor utilice siempre el mismo, sus pies van a amoldarse de tal manera que, cuando ese par sea sustituido, la pisada diferente podría originar una lesión. Muchas veces no sabemos de donde viene una lesión. Utilizar siempre el mismo par puede traernos ese problema”, avisa.

 

El entrenamiento debe sacarte de tu zona de confort. Tu calzado no. Las nuevas Reebok Floatride Run garantizan amortiguación y velocidad de respuesta en todo tipo de terrenos. #FeelTheFloatRide

 

 

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!