Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Denuncian a un triatleta por acoso

Foto:Denuncian a un triatleta por acoso

En el marco del Día de la mujer, el jueves pasado hubo manifestaciones y expresiones varias, en la vía pública, en los medios, y también en las redes sociales. Entre ellas, una desató una serie de denuncias contra un personaje cercano a muchas empresas, marcas y figuras.

Todo comenzó con un posteo de Andrea Canónica, esposa de Marcelo Altuna, el protagonista del asunto. Una respuesta hizo estallar por los aires años de silencio y complicidad.

La primera en animarse a contar su experiencia como empleada de Altuna fue Guadalupe Álvarez. Ella trabajó en Personally, la agencia de prensa y consultora de relaciones públicas de la que Altuna es uno de los socios propietarios.

Álvarez denunció que sufrió acoso y hostigamiento en reiteradas oportunidades mientras trabajó bajo el mando de Altuna, hace ya más de una década.

Luego de su comentario, se sucedieron muchos otros, de mujeres (algunas que se conocen entre sí y otras no) que trabajaron en diferentes momentos de la empresa, con el acoso y el hostigamiento como denominadores en común. En esta nota pueden leerse más de diez testimonios en el mismo sentido.

 

Ver más

Ironman 70.3 Bariloche: triunfos de Bozzone y Kaye; gran actuación de los argentinos

Correr siendo mujer: Enfrentar el acoso

Correr con armas de fuego

 

Altuna, mientras tanto, se encontraba en Bariloche, donde ayer completó el Ironman 70.3 de la ciudad. Triatleta desde hace tiempo, lleva finalizados ya 4 Ironman completos, y unos cuantos triatlones de menor distancia. No dio aún declaraciones para responder a las acusaciones, simplemente puso como privadas su cuenta personal y la de la compañía que dirige en redes sociales (caso extraño el de una agencia dedicada a difundir, que cierra el acceso a sus publicaciones).

La agencia hasta hace un tiempo fue la encargada de manejar la prensa y la comunicación de Nike (la marca cambió de agencia hace un par de meses), y también lleva adelante la divulgación de las acciones de Noblex, como la carrera que la marca organiza cada año en Pinamar.

El hecho es una muestra más de las conquistas conseguidas en los últimos tiempos por las mujeres, que crean un contexto más apto para que aquello que ocultaron por miedo (a la persona con poder que las somete, a que el resto no les crea, a que nada cambie a pesar de su testimonio) salga finalmente a la luz y personas con este tipo de accionar no sonrían tan tranquilamente en público.

ACTUALIZACIÓN

El descargo de Altuna

Luego de publicada esta nota, Marcelo Altuna se comunicó con atletas.info. Afirmó que le resulta de especial interés aclarar aquí, y no en otros ámbitos, su situación, ya que lo afecta de manera particular por su relación con el triatlón y el deporte.

Haciendo lugar a un pedido que creemos justo, sin por ello editar ni modificar lo expresado anteriormente, publicamos aquí fragmentos de un texto que Altuna compartió en sus redes sociales, dirigido a sus “amigos, colegas, compañeros del deporte, el trabajo y de la vida”.

Afirma que las denuncias realizadas (y mencionadas más arriba) son “…calumnias e injurias que se han pronunciado sobre mi, estigmatizándome en cuestiones de un carácter de extrema seriedad”.

Sobre ellas, separó las acusaciones de maltrato laboral de aquellas que lo señalan como un acosador: asumió las primeras (aunque prefirió no llamar maltrato a su accionar sino efectos de “un temperamento fuerte, mi propio nivel de auto exigencia y el nivel de exigencia impuesto por el mercado”, ya que considera que no hubo mala intención en su forma de comportarse, por más que esta se haya repetido); y negó rotundamente las segundas, anunciando también que exigirá “su debida reparación” por esto. Al respecto, por lo que este medio pudo conocer, algunas de las denunciantes están asesorándose para ver las vías legales de acción que podrían seguir. Es necesario recordar que en hechos de este tipo, la carga probatoria es difícil de conseguir, sobre todo luego de pasado un tiempo de las acciones. Al mencionársele esto, Altuna respondió “cuando el hecho ni siquiera existe, conseguir las pruebas es directamente imposible”.

Luego, Altuna menciona el tiempo que lleva en la actividad, las personas con las que trabajó y la confianza que ellas depositaron en él como argumentos que, según su visión, contrarrestan las opiniones y acusaciones vertidas en redes sociales y que motivaron esta nota. En charla con este medio, inicialmente desestimó la cantidad de acusaciones por considerarlas pocas en medio de un total de más de 500 personas que pasaron por la agencia en todos estos años, pero finalmente reconoció: “si fueran una o dos, igualmente sería preocupante”.

En uno de los párrafos finales de su descargo, Altuna dice: “…quiero referirme a la cuestión de genero con la que se me intenta vincular. Es absolutamente falsa la existencia de tal cuestión. En todos estos años la agencia ha estado conformada por un porcentaje mayoritario de mujeres, característica que es propia de la industria, mis socias son mujeres, la mayoría de las directoras de la agencia han sido y son mujeres […] Las mujeres por supuesto han tenido las mismas posibilidades, oportunidades e ingresos que los hombres”.

excluir cat: nao, desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!