Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

De pesar 220 kilos y estar al borde de la muerte a “finisher” del Ironman de Hawaii

Foto:Marcus Cook cargando a su vieja figura

El Ironman, y sobre todo el Mundial de Ironman, que se disputa en Kona, Hawaii, suele traer consigo un sinfín de increíbles historias de superación. Están, claro, los PRO, como Patrick Lange y Daniela Ryf, que vencieron con récords asombrosos. Pero de forma casi anónimos, aferrados a la epopeya, son varios los protagonistas de cuentos que parecen literatura. En este caso, les hablaremos del increíble caso de Marcus Cook. 

Marcus Cook y el llamado de un amigo agonizante

Tres años atrás, Cook pesaba 220 kilos y estaba con obesidad mórbida. La muerte de un amigo querido, Chuck Dalio, víctima de un cáncer en 2015, le hizo repensar su estilo de vida, sobre todo después de la última frase que escuchó de él antes del fallecimiento. “Yo me estoy muriendo por una enfermedad incurable, tú te estás muriendo por tus propias decisiones”, le dijo. Marcus prometió que cambiaría, empezando por cuidar su cuerpo. 

Este sábado, con 115 kilos menos, terminó el Campeonato Mundial de Ironman, en Kona, por debajo del tiempo límite (17 horas), con una marca de 16h51m09s. Nadó en 1:53:29. Pedaleó en 7:38:01. Y corrió los 42k en 6:56:46. 

Cargando lo que antes era

Al llegar, cargó una figura de él mismo años atrás, cuando pesaba más de 200 kilos. Fue uno de los puntos altos en una noche de mucha emoción, con llegadas como la del japonés Hiromu Inada, de 86 años

View this post on Instagram

This really happened. #dreamsdocometrue @peaksapparel

A post shared by Marcus (@bigtolittle) on

Para Cook, bajar de peso siempre fue una tarea difícil. Probó con una cinta gástrica, un bypass gástrico y otras formas. Perdía peso, pero enseguida lo recuperaba y hasta ganaba más kilos que lo perdido. 

Después del último bypass, decidió caminar para ayudar su evolución. Después, unos minutos de corrida. Un día llegó a ver un video motivacional del Ironman y decidió que quería intentarlo. Allí empezó todo, y hoy corre como embajador de la Fundación Ironman.  En su campaña ‘Road to Kona’ recaudó más de 100.000 dólares.

Así llegó a la meta Marcus Cook en Kona (@bigtolittle):

 

Ver más

A sus casi 86 años, se convirtió en la persona de mayor edad en completar un Ironman

Ryf y Lange, otra vez campeones en el mejor Mundial de Ironman de la historia

Ganó el Mundial de Ironman y en la llegada ¡le pidió casamiento a su novia!

 

 

excluir cat: nao, desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!